Carta abierta a Teresa


eloidor:

Una carta reconfortante

Originalmente publicado en Curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre:

Querida Teresa:

No sé si algún día leerás esta carta, en el mundo digital nunca se sabe. He decidido escribirte porque, entre todo lo que he leído sobre el Ébola, me falta algo. Sé muchas cosas sobre ti (que no se deberían haber publicado), tengo cierta idea de lo que pasó (hay tantas contradicciones…) pero aún no he encontrado a casi nadie que se preocupe de lo que verdaderamente importa: .

No he visto a nadie ponerse en tu lugar. Yo lo intento y me imagino tu miedo al ponerte el traje por primera vez, sin casi formación. Me imagino tu angustia cada vez que te ponías el termómetro. Tu indefensión cuando, desde salud laboral, quitaban importancia a tu malestar. Imagino tu intranquilidad pensando que has podido contagiar a otros. Tu angustia intentando revivir qué pudo salir mal. Tu enfado al ver como tu “quizá me rocé al quitarme…

Ver original 411 palabras más

Ya está en marcha la carta de navegación de los próximos 25 años para Bucaramanga


screenshot.18
Se trata de las exigencias a los establecimientos de comercio y servicios, según lo publico el Diario local Vanguardia Liberal.
screenshot.19

Pues como dijo un conocido tramitador “Entre más pereque les pongan a los negocios mejor pa’ nosotros”. Lo que en buen romance quiere decir que en Colombia entre más difícil sea un trámite, más posibilidades de que se trate de evadirlo por medios ilegales. Desafortunadamente nos hemos acostumbrado que a entre más engorrosos y extensos sean los trámites, mayor corrupción se genera. (Aclaración, todo este artículo va precedido de la palabra presuntamente, por si las moscas).

Y eso que falta que salgan los que ayudarán en el pago de compensación de espacio público, de pago compensatorio de parqueos y soluciones varias.

Una noticia que recuerda la fábula del Pastorcito Mentiroso


imga118

Se trata nada menos que otro proyecto de Metro para Bogotá. Noticia a la que se han acostumbrado los rolos o cachacos. Cambia el recorrido, estaciones y especificaciones, lo único invariable es el bombo con que lo anuncia el alcalde de turno. Como se aprecia el proyecto deta de la época en que la capital no era Distrito Capital, ni Distrito Especial, era un simple municipio como cualquiera de los otros municipios colombianos.

El ladrón de caras (video)


La descripción en Vimeo no nos da pista sobre este fabuloso corto animado: “El Ladrón de Caras es un cortometraje de PrimerFrame.com realizado integramente por sus alumnos durante su formación en el Master en Animación impartido en la Escuela”.
Información adicional en este vínculo