¿Espejismo?


Recibimos una fotografía y un texto que transcribimos parcialmente a continuación.

Despistado al mirar hacia atrás mientras viajo por la carrera 27 de Bucaramagna al ver un movimiento raro. Si, parte de la motocicleta se movía al veres. Ya más concentrado, veo que el “pato” o pasajero de la moto lleva un gran espejo. Bueno es normal en Bucaramanga en dónde como dicen por acá los pingos: “Tránsito no sirve para un sieso“. (Y no se tatra de Doña Trántiso la que vendía hormigas en la plaza central, hablan de la autoridad(?) de tránsito).

Eso si es una situación de riesgo como dicen los geólogos de La Nueva Asociación de Urabnistas Disléxicos Pensianodos,

Anuncios

Por favor, dejen la mamaderita de gallo



(Tomadera de pelo)
Las vainas que nos envían nuestros desocupados amigos.

En Bucaramanga nos iban a volver como…


Pues si.

Tramando incautos


Los amigos de El Grupo de Estudio de Tímidos Urbanistas Patafísicos de la Meseta de Bucaramanga y de sus Escarpas y Rumbones envían a este Blog unas fotos, un enlace y unos comentarios que se transcriben a continuación:

Luego de un par de dudas con la incógnita sobre que era lo que estaban haciendo allí, instalaron una mini valla de esas en las que anuncian obras.

Así lo que vimos en su Twitter en ese momento

Creíamos que se trataba del embeleco aquel del urbanismo táctico con que nos tienen tramados. Pero no era una Apropiación (o invasión) del espacio público así lo llamen RECUPERACIÓN ESPACIO UNIDAD RESIDENCIAL. Pero interpretando el letrero se observan varias cosas:

  1. La valla no cumple ni con las dimensiones ni con el contenido que la normatividad exige a las vallas de las obras de construcción.
  2. No aparece nombre del titular (ya sea persona natural o jurídica) de la licencia.
  3. La RECUPERACIÓN ESPACIO UNIDAD RESIDENCIAL no es una clase o modalidad de licencia que exista legalmente.
  4. Según la fotografía los elementos de cerramiento están instalados en el espacio público, por tanto no hay ninguna recuperación.
  5. Las Licencias que citan (DC 502/87, DC 582/87 y DC 028/89 son de los años 1987 y 1989, no se entienden como ejecutan el cerramiento invocando unas licencias de la penúltima década del siglo pasado.
  6. El GDT 4472 del 1 de octubre de 2018 debe ser una carta u oficio de la Secretaría de Planeación y no una licencia de intervención del espacio público.

Lo cual nos llega a concluir lo siguiente:

  • Los propietarios del conjunto o edificio TORRES DE SOTOMAYOR son muy avispados, unos verdaderos aviones.
  • En Bucaramanga, ni la Secretaría de Planeación ni la Defensoría del Espacio Público de Secretaría cumple con sus funciones

Afortunadamente solo le quedan 321 días a esta administración.

Ante lo cual no se puede sino darles la razón a los amigos de ese grupo en casi todo excepto en el “afortunadamente”, pues preocupa lo que le pueda ocurrir a la ciudad con esa “creatividad” desbocada.