En Plan de Vacunación


No. No se trata de El Plan de Vacunación. Lo que vamos a contar en esta entrada es que estuvimos En plan de vacunación. Fue algo que resultó en el desprogramado domingo Bumangués del puente festivo anterior, el asunto es que se había anunciado el inicio de la fase 2 de vacunación, y este contempla entre sus grupos poblacionales a las personas entre los 60 y 80 años aparte del personal de salud de primera línea.

Como es lógico había mucha expectativa al respecto. Amplificada entre otras cosas por las falencias de la comunicación oficial. Y obvio, desdibujada por un efecto semejante al juego infantil del teléfono roto,, en este caso no juegan niños sinos las administraciones nacionales, departamentales, municipales, y las EPS (Entidades Prestadoras de Salud) en donde el último de la fila es el sufrido usuario. Si a eso se le añade a la cantidad de ruido mediático de las redes sociales, el asunto resulta bien complicado.

El sábado empezaron a circular mensajes indicando que solo iban a vacunar a los mayores de 75 años. Luego dijeron que en algunos sitios solo a los de la EPS respectiva. Que en otros lugares vacunarían sin importar la EPS ni la edad. Que aquí, que allá, que acullá. Y florecieron los listados de sitios de vacunación. Pensamos hacer el intento el domingo o al menos ver cómo estaba la vaina.

El domingo llegaron dos mensajes hablando de dos sitios cercanos acá en la mitad de Bucaramanga, y fuimos a ver; de paso avisamos a parientes cercanos mayores de edad. En ambos resultó que solo eran los de la respectiva EPS y mayores de 75 años. Y en ellos se veían pocas personas. En esas estábamos cuando entró un mensaje informando que en el vecino municipio de Piedecuesta estaban vacunando sin restricciones. Y arrancamos para allá.

Llegamos a Piedecuesta, el puesto de vacunación estaba en el casco antiguo de la ciudad y luego de esquivar el trancón dominical en la plaza principal, encontramos el sitio. Estaba repleto. Era una calle angosta con gente en ambos lados de los andenes. Pronto nos enteramos del proceso, y que había que hacer una fila para mostrar el documento de identidad y que anotaran los datos, y lo más importante: Era para que le dieran el “ficho” numerado del turno, y que con ese mini documento se podía pasar a la sombra del andén del otro lado de la calle para que el candidato a vacuna ya “fichado”, esperara sentado a que hicieran pasar otra tanda de vacunables.

Hicimos un recorrido a lo largo de la calle para calcular si podíamos alcanzar a entrar el recinto de vacunación. Y caray, vimos que la muchedumbre estaba compuesta mayoritariamente por la gente “Chic” de Bucaramanga, Ruitoque y Mensulí. Vimos muy pocos nativos del municipio. Luego de unas consultas nos enteramos que entraban a vacunar grupos medianos, y allí aparentemente había pocos funcionarios en el proceso de vacunación y que cada grupo se demoraba 30 minutos adicionales mientras controlaban posibles efectos secundarios. También nos enteramos que estaban aplicando la Sinovac, la vacuna china y no vimos que a nadie que esto le molestase.

Pero por muy “Chic” que se creyesen los candidatos a la vacuna, no dejaban de ser colombianos con todas sus mañas: Uno que otro tratando de saltarse los turnos, o negociando el puesto en la fila, sin faltar quienes le preguntaran al funcionario que si no sabían con quién tratando. Dijo alguien en la fila “algunos con mucho pedigrí y poco de urbanidad” Como era de esperar una gran cantidad nos quedamos con los crespos hechos, no nos vacunaron y en consolación buscamos un Restaurante Chino para almorzar antes de regresar a Bucaramanga.

Por la noche nos enteramos que la sesión de vacunación del día siguiente en ese puesto había sido suspendida. Mucha gente para pocas vacunas (mejor dicho dosis). Demasiado riesgo, será esperar…

Un ringlete en una invitación


ipp

Están circulando las invitaciones para la inauguración del Centro Comercial Delacuesta, en el vecino municipio de Piedecuesta. Lo novedoso es el Ringlete en el sobre, pues el centro comercial ya está funcionando.

Estado de la Televisión Digital Terrestre en Bucaramanga


Una nueva revisión al servicio de la televisión digital terrestre y encuentro que hoy 30 de mayo de 2014 ya está entrando la señal los canales públicos en Bucaramanga. A continuación un pantallazo parcial.

ipp  Y otro más, son en total 10 canales de televisión y 3 de radio.

ipp

 

El número trece corresponde al TRO que no alcanzó a salir en el segundo pantallazo. Ahora si listo para el mundial en alta definición (y gratis), y a buscar el Deco para el segundo TV. Que no es compatible con el estandar DVB T2. Y por supuesto a esperar el Tour en HD por señal Colombia.

Para los de la región, esta es la cobertura.

Captura de pantalla 2014-05-30 13.06.51

Los muy ricos también lloran


El de la discordiaAl fondo Ruitoque. Ese barrio de los muy ricos y muy nuevos ricos que se observa en el horizonte sur de la ciudad. Y cosa rara un edificio de cinco pisos en un sitio en el que supuestamente la altura máxima permitida es de dos pisos. ¿Cuál el la historia?

Intentamos averiguar algo pero no dimos con nada inicialmente. Hermetismo total. Pensamos buscar en Google Street View, esa herramienta en la cual se incluyó la región  recientemente. Confiados en que si en esa herramienta aparece el CERN (organización europea para investigación nuclear, donde estaban buscando la ‘partícula de Dios’),  no íbamos a tener problemas. Pero nos equivocamos. Hay más secretos en Ruitoque que en el CERN. Al intentar acceder en Goolge Street View a Ruitoque  descubrimos que es un sitio muy secreto.

sindatosEsa herramienta indica en azul las vías que se pueden explorar. Nos tocó averigüar por otras fuentes. Luego de hacer muchas preguntas al final nos encontramos con alguien que nos dio alguna información. Se transcribe de memoria.

Eso que se ve en las tarde por los reflejos del sol es un hotel y  bueno, aún no funciona y el dueño hizo la construcción sin seguir la reglamentación de la zona y la hay desde cuando se inició el proyecto es que como es algo privado y no dejan entrar a las autoridades. ¿Si? En verdad el terreno está en el municipio de Floridablanca y parte de Piedecuesta o al revés y los límites no coinciden con las divisiones internas y es difícil decir en que municipio está una parte determinada, pero bueno, solamente al pagar impuestos se sabe pero, y eso… El caso es que se construyó sin tener en cuenta la reglamentación de la empresa promotora y obviamente tampoco se tuvo en cuenta el estilo predominante. ¿Cómo que cuál estilo? Dicen los que saben que predomina un estilo “House and Gardens” en Collage con tendencias de revistas y el estilo de mansiones con porche y columnas que les gustaba a los  señores del sur gringo. Yo no sé si eso es cierto o es tiradera, pero eso le escuché a uno de los arquitectos que andan por allá.

La cosa es que el que construyó o mandó construir esa edificación parece que se aprovechó de vacíos legales y pese a que se trata de varias copropiedades privadas reglamentadas,  no existe un reglamento de copropiedad general de l condominio que cobije todas las agrupaciones, y por ese hueco legal se coló ese edificio. No sé. Me parece muy jarto tener que llegar allá como turista con todos los requeñeques que le ponen a uno los celadores, joden más que en la entrada de la embajada gringa. Y dicen que a los políticos les encanta vivir allá, unos por el clima y otros por si las moscas  los pescan y le dan casa por cárcel o detención domicilaria. Casos se han sabido. Y ni pensar en tomar una foto de allá, eso tienen como una especie de convivir que le detecta a uno una cámara al olfato. Las fuentes me informan que el propietario es experto en hotelería y desde luego sabe dónde ponen las garzas o al menos hizo los estudios de mercado como para que se pudiera hacer esa inversión. El caso es que entre ricos es aún más cierto ese poema de Quevedo:

Es tanta su majestad,
Aunque son sus duelos hartos,
Que aun con estar hecho cuartos
No pierde su calidad.
Pero pues da autoridad
Al gañán y al jornalero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Y por ahora más de uno anda bejuco pues dizque se tiraron la unidad del conjunto, así como se tiraron Sanat Kumara, ese fumadero de marihuana y metedero de hongos de los años 60. ¡Ah tiempos!

Parapente en Santander
Parapente en Santander (Photo credit: Colombia Travel)

Bueno nuestro informante duró más tiempo hablando y echando pestes contra Ruitoque y mil cosas más que por consideración con nuestros lectores omitimos transcribir, mucho me temo que tuvo algún problema con los celadores del sector, los parapentes o los golfistas. A él solamente le creo un 50% de lo que dice o habla, habrá que buscar otra fuente que informe.

ruit
Ricardo Mantilla

Entradas relacionadas

Ya entiendo