Sobre la remodelación de un parque


Un render de la propuesta del arreglo del Parque Solón Wilches. Me encanta como los grupos de personas difieren en sus puntos de fuga entre sí y con el punto de fuga de la imagen. Un toque de surrealismo.

Interesante el proyecto. El cambio más notable es el de los senderos. El parque no era muy conocido por los bumangueses hasta cuando se presentó el show entre el alcalde Rodolfo y un señor al que llamó Lavaperros, se trata de unos de esos “influenceneres”que les gusta figurar en las redes sociales posando de lector.

Y no logro ubicarme, para verificar si algunos de los árboles más representativos los van a talar.

Me preocupan los árboles Entre ellos los caracolíes, así como el árbol llamado Bala de Cañón (sobre la 27 A) y el par de acacias bajo cuyas raíces duermen muchos años las larvas de las Chicharras. Si, a aquellas llamadas como con pena cigarras, a esas a las que cantaban los poetas locales.

Bienvenido el cambio. Ojala se tenga un diseño adecuado de iluminación, el parque tiene una absurda colección de luminarias, y unos reflectores de piso que innecesariamente alumbran al cielo, una cantidad absurda de tapas metálicas de contadores eléctricos.

Lástima eso sí que se va a perder es el intrincado diseño de los senderos. Dicen que en un principio su superficie era en baldosín de cemento, lo cual era una maravilla para patinar en esos patines antiguos de ruedas metálicas. Y ahí la juventud aprendía que era imposible recorrer todos los senderos arrancando de un sitio dado, sin si repetir el paso por uno de ellos, para llegar al sitio inicial. Alguno dijo que lo había visto en ese libro llamado El hombre que calculaba, perro nadie le hizo caso.

En la imagen de mediados de los años 70 en el ángulo inferior derecho se aprecia el diseño de los senderos.

Ya en la universidad alguno descubrió que era algo semejante al Problema de los puentes de Königsberg, y que ni aplicando los estudios de Euler no había solución posible.

A continuación un esquema del trazado de los senderos para que intenten hacer el ejercicio.

Se debe iniciar en cualquier punto y tratar de recorrer, sin repetir paso por un camino y volver al punto inicial

Esperemos a ver si el nuevo diseño inspira a las nuevas generaciones.