Gerrimo


Ayer falleció el amigo y quijotesco editor Gerardo Rivas Moreno más conocido como Gérrimo. Presentamos a continuación una entrevista que le realizamos para un Blog llamado “Ciudad de Pensamiento Plano”.

ENTREVISTA DE ATURDIDO Y CONFUSO CON GÉRRIMO

Aturdido: Gérrimo es el creador director de la Fundación para la Investigación y la Cultura (FICA). Uno de los principales quehaceres de FICA es la editorial. Una empresa quijotesca en un país con pocos lectores como es Colombia y en donde antes de premiar se castiga al editor.

Confuso: Fica edita en Cali, Bucaramanga y Bogotá. Una de las labores más conocidas de la fundación es la Colección El Pez en la Red. Una colección que difunde un pensamiento alternativo “al pensamiento único”.

Aturdido: Bien, Gérrimo. ¿Nos contestaría unas preguntas para una entrevista?

Gérrimo: Yo no sé por qué me piden entrevistas si soy un personaje que tiene poco que mostrar y mucho que decir. Mucho, pero pendejadas que no deben interesar.

Aturdido: ¿Cuando llegó por primera vez a Bucaramanga?

Gérrimo: La primera vez que fui a Bucaramanga fue en la década de los sesenta. Mi abuelo Juan Domingo Moreno, hacendado de Olival, un corregimiento de Suaita en lo administrativo y de Oiba en lo religioso, decidió pagarme el viaje y llevarme en taxi a la ciudad de los parques, como la llamábamos en esa época. Fue un viaje exquisito porque me impresiono el Cañón del Chicamocha, el río que creía más grande y caudaloso, el restaurante enclavado después del puente del río, viniendo hacia Bucaramanga, en donde comí por primera vez cabro sudado y que no lo he vuelto a comer tan sabroso.

Confuso: ¿Cómo era la ciudad en esa época?

Gérrimo: Bueno, llegamos a la casa de la familia, de los Echeverría, quienes tenían hacienda en Suaita. Una hermosa muchachita universitaria, me lleno de atenciones me ‘pasió’ en su carro por todas partes de la ciudad pequeña y alegre, y un campesino de Olival parecía que lo habían traído al país de los sueños. Loly me hizo amar a Bucaramanga, sin proponérselo, ya quería vivir en este sabrosón pueblo, que sigue siendo el pueblo para mi a pesar de su gran y vertiginoso desarrollo.

Confuso: ¿Y después ya de adulto?

Gérrimo: Después regresé muchas veces, de paseo, mejor de paso, quedándome en muchas casas de familiares de esos Olivales, los García, los Hernández, los Moreno. Al terminar la Universidad, regresaba a la ciudad, ya a donde mis compañeros de estudios y en esas casas formábamos la guacherna de estudiantes plenos de sueños y de esperanzas.

Aturdido: ¿Cómo inicia su carrera de editor?

Gérrimo: Lo de mi “carrera”, ha sido a la carrera. Te voy a echar un cuento desde mis primeras publicaciones, creo lo tengo escrito en mi memoria. Lo cierto es que se inicia con los periódicos estudiantiles del Bachillerato, Pluma Joven, El Correo Estudiantil, El Estudiante, revista de la UValle, 4 números y mi primer libro en 1967 que se vendió anticipadamente, a diez pesos y en librerías a quince. Mi vocación como editor comienza desde la misma escuela primaria cuando publiqué su primer periódico. Más adelante en el bachillerato continué editando varios periódicos estudiantiles pero mi primera edición formal la realice en el año de 1966 con “Cuentistas colombianos” Editorial el “Estudiante” con un tiraje de 5.000 ejemplares. La importancia y el éxito del libro estuvo en la calidad de los textos, puesto que los cuentistas que entonces eran desconocidos y jóvenes que posteriormente fueron consagrados escritores.

En 1970 publiqué “Simón Bolívar, documentos: los orígenes de la dependencia neocolonial” Editorial FES, con un tiraje de 3.000 ejemplares. La publicación tuvo muy buena acogida pues el lector ideal era una izquierda deseosa de fortalecerse en las raíces históricas de las luchas del pueblo colombiano.

Confuso: ¿Cuándo aparece FICA?

Gérrimo: En 1978 Creamos la fundación FICA y nos damos a la tarea de publicar las obras completas de Bolívar para conmemorar el sesquicentenario de su muerte 1980 y el bicentenario de su nacimiento 1983 La edición del 78 fue de 300 ejemplares en cinco tomos de 600 páginas cada uno. La Edición de 1983 fue de 2.000 ejemplares de cada tomo. En el mismo año se hizo la primera edición del “Nacimiento de un mundo” de Waldo Frank Entre los años de 1978 a 1997 se hacen diversas publicaciones encaminadas a fortalecer la resistencia a la represión desde las publicaciones y el periodismo

En el año de 1997 aún dentro de la fundación FICA se inicia la publicación de “La biblioteca Bolivariana para el tercer milenio”:

Ediciones de 2.000 ejemplares cada uno.Bolívar para niños de Simón Latino.Diario de Bucaramanga de Perú De Lacroix

Nacimiento de un mundo Waldo Frank (reedición)

La patria es América Antología Bolivariana.

Simón Bolívar de Gerad Masur.

La contribución de Bolívar a la economía Política Luis Vitale

Proclamas y discursos Simón Bolívar.

El Correo del Orinoco Edición Facsímil de 1.000 ejemplares.

Aturdido: Cuéntenos algo de su relación profesional con Bucaramanga.

Gérrimo: En una época Fica editó algunos libros en Bucaramanga, con impresores locales. Y aquí en temporadas he realizado el trabajo previo de algunas publicaciones, como los índices del Correo del Orinoco, fue una hermosa edición facsimilar del periódico que se publicaba en Angostura en tiempos de la independencia, de 1817 a 1822. Una edición de 1.000 ejemplares con un tamaño de 34 x 24 centímetros de 600 páginas en papel. Y varios sobre Simón Bolívar, por su preguntadera le recuerdo que aquí edité el “Diario de Bucaramanga” de Perú de Lacroix Luis, además “Simón Bolívar” de Gerald Masur, y “Bolívar, el nacimiento de un Mundo”, de Waldo Frank. Puede mirar la página para más detalles.

Confuso: Hubo dos ediciones que fueron muy bien acogidas y comentadas por la crítica, fueron las “Reminiscencia de Santafé y Bogotá de José María Cordovez Moure, en 1997 y las “Elegías de varones ilustres de indias” de Juan de Castellanos, en 1998. Ambos en una edición de lujo y un éxito editorial en su momento. Claro en términos colombianos, en donde vende mil libros es toda una proeza. ¿Cómo quedó después de ese esfuerzo?

Gérrimo: Quedé tan mamado que fue cuando inicié el Correo del Orinoco.

Aturdido: Si, otro proyecto complicado. En el 2001, pocos días después de los hechos de las Torres Gemelas, Gérrimo sacó de su cubilete oportunamente un libro con múltiples visiones sobre estos sucesos al que llamó “Gámbito de Torres, Dos caras del terrorismo”. Que luego vino a convertirse en el primer ejemplar de la Colección el Pez en la Red. ¿De dónde viene el nombre?

Gérrimo: ¿Conoce el ajedrez?

Confuso: ¿Cómo se le ocurrió la idea del libro?

Gérrimo: En esos días había estado leyendo mucha información en la Internet, y en una reunión algunos conocidos resultaron pontificando sobre los hechos con un total desconocimiento del tema y todos con un solo punto de vista. Un ejemplo del pensamiento único. Y pensé que lo que había visto en el Red, tenía que ser compilado y editado.

Aturdido: Aquí tengo una reseña que dice: “Gambito de torres. Dos caras del terrorismo, 34 documentos de Chomsky, Fuentes, Glucksman, Saramago, Touraine, Virilio, Bush, Castro y Zuleta. Una buena nómina. Y en una económica edición de bolsillo.

Confuso: Especialmente la mezcla Bush-Castro.

Gérrimo: El libro se vendió bien y rápido, lo que es importante para un editor. Y había muchos temas De ahí nació la idea de hacer la colección con temas similares.

Aturdido: De la página de Fica tomé esta definición de la colección: “son libros periódicos mensuales, que se integran a las necesidades de un mundeo caótico y desinformado. Por su contenido, exclusivamente académico, su presentación editorial, la estética de su cuerpo y el precio ($15.000 pesos), adaptado a una economía en crisis, cumple con las necesidades más apremiantes de nuestra época: la ausencia de información y de criterios sobre la violencia del ideario Neoliberal sobre nuestras comunidades”. ¿Cómo ha sido la respuesta de los lectores?

Gérrimo: Buena para el medio. Y me da para poder sostenerme mientras preparo otras ediciones. Algunos han tenido ya segundas ediciones. Y se comercializan bien, sobre todo en las universidades. Ya hasta van los vendedores a buscarme y no tengo que ser vendedor además de editor. Ya está bien la maricada a ver si así es la vaina. Mándenme la otra pregunta y no me atosiguen con cantidades de cosas.

Aturdido: Cuéntenos del proyecto EL MUNDO DE BOLÍVAR.

Gérrimo: El concepto editorial es Enciclopédico, los recursos de lenguaje: Multimedia en soportes DVD y Sitio Web. Consta de tres partes: La primera es la información primaria, los textos originales de Bolívar: cartas, proclamas, decretos, iconografía de la época, música de la época, textos originales de personajes muy cercanos al Libertador: General Sucre, familia etc. Esta parte contiene 3.500 documentos ya digitalizados a la fecha. La segunda parte es la información secundaria, corresponde a documentos: Biografías, ensayos, bibliografías, personajes toponimia, comentarios y clasificaciones sobre Bolívar e iconografía posterior a la época. Libros de la colección Biblioteca Bolivariana tercer milenio (recuerde la lista). Esta parte contiene 1.500 documentos debidamente digitalizados. Y la tercera la página Web el mundo de Bolívar (en proyecto). El interés de tener una página Web es convertir el proyecto en una obra abierta que se retroalimente permanentemente con aportes bibliográficos, opiniones discusiones con todas los recursos que ofrece el mundo del ciberespacio.

Confuso: ¿Por qué la edición en Europa?

Gérrimo: Bolívar en América es un mito, y como tal se puede llevar a los espacios siderales, o llenar de bazofia, pero sigue siendo Bolívar; en Colombia Bolívar es de las FARC, y por lo tanto terrorista. En Venezuela se repite en cierta forma, el rechazo al Bolívar de Chávez por parte de los detentadores de su memoria. La solidaridad es evidente. Pero si Europa se interesa por Bolívar, como decía El Principito, entonces Bolívar es interesante, es un concepto real, pero además comercial. Se pretende encontrar un mercado no explorado para Bolívar en Europa, y las facilidades para su difusión en América.

Aturdido y Confuso: Suficiente por ahora.

Gérrimo: A los lectores abrazos y jodencias.

Anuncios

Juepucha, nos citaron


¡Erda!

Al menos la cita no fue en el Q’hubo (Pronuncian quiubo, y los pedantes lo deletrean kihuvo), fue en el pasquín hermano.

Unos comentarios al artículo

  1. A veces las infografías son tan superficiales como los artículos de prensa rosa.
  2. Para entender eso, uno no tiene sino que fijarse en la toponimia: El Hoyo, la Playa, La Playita, La Isla.
  3. En los comentarios y en el artículo insisten en hablar de zonas de riesgo, cuando sabemos que no hay estudios de riesgo. Lo máximo a que se ha llegado a hacer son estudios de amenaza por inundación y por movimientos de remoción en masa. ¡Ah y de movimientos sísmicos que por estos lados son muy frecuentes! Estamos quedados. No sabemos en qué se diferencian esos conceptos tan estirados y esotéricos como Amenaza, Vulnerabilidad y Riesgo.
  4. Pero, al menos a ver si se pellizcan. Pero ya están como los “Bogoteños” con el deprimido, echándose las culpas los unos a los otros.
  5. Si no estamos mal, en la región y en casi todo el país, el control de planeación es solo a los que tramitan licencia. O a los que tienen vecinos quejosos. Muchos creen que las vallas que anuncian el inicio de la solicitud, es la licencia. Como en el caso del edificio de Cartagena.
  6. La percepción de la mayoría de la gente es que quienes habitan en esos sectores, son invasores. Por el contrario, la mayoría son propietarios, así sea de un 5% del 0,2 % del 1,4 %. Son víctimas y usufructuarios del sistemita ese inventado para torcerle el pescuezo a las normas de propiedad en “común y proindiviso”. Que es como decir que soy dueño de un 14% de un vaso de leche. Si otro de los dueños lo babea, lo babea todo. Eso sí, las construcciones todas son ilegales, construidas en zonas no permitidas, sin licencia y cumplimiento de normas de construcción y seguridad.
  7. Y como dijo el Conde de Morrorico, si algo pasa ya le echarán la culpa a las putas y los desempleados venezolanos. Ahora irán a construir un muro como solución.
  8. Si se miran las fechas se puede saber quiénes fueron los alcaldes, secretarios de Gobierno y Planeación responsables. Para que cuando suceda algo se puedan echar las culpas los unos a los otros.
  9. Próximamente veremos el caso del Río de Oro, ya que estamos en plena temporada de lluvias.
  10. Pasamos de ser un pinche blog a un Portal Web.
¯\_(ツ)_/¯

 

 

 

 

Agua para limpiar los vidrios


El_reciclaje45

En el semáforo de la calle 36, en la esquina del edificio de la Beneficencia de Santander en Bucaramanga, estoy distraído dentro del taxi, tratando de no escuchar a los latosos de la radio local con que nos castigan los conductores, me quedo observando sin entender bien una rara composición, y de pronto comprendo que estoy mirando: un simpático sistema para obtener agua para limpiar los parabrisas de los automóviles. De los anticuados aparatos del aire acondicionado han instalado una tubería para dirigir el goteo a otra parte que no sea la cabeza de los desprevenidos peatones. Los muchachos que en el pare del semáforo se dedican a limpiar los vidrios de los carros han resuelto el problema de obtener agua limpia para ese oficio, simplemente han añadido una manguera para recoger el agua que eliminan los condensadores de los aparatos de clima artificial.

El_reciclaje46

Al menos es agua limpia

Ya llegó diciembre


2015-12-10 15.49.19

A mediados de la segunda década del siglo XXI, en Bucaramanga se sabe que ha llegado el mes de diciembre, no por las vitrinas de los almacenes con adornos navideños (eso empieza a finales de agosto), ni por la antigua música bailable de temporada, (eso es en septiembre pasada la feria), ni por los villancicos en la radio (eso es en octubre), ni por la iluminación pública con motivos navideños. No, los Bumangueses sabemos que ha llegado diciembre por las estorbosas obras públicas en andenes y espacio público, es la época de la alegría y del derroche presupuestal, la época de “raspar la olla presupuestal”. Es la manera que los gobernantes piensan dejar su impronta en sus gobernados, y de paso recibir uno que otro aguinaldo (o como se llame) de los contratistas.