Descripción fotográfica de Bucaramanga


Esta fotografía muestra de forma palpable como está la pirámide de movilidad en Bucaramanga: Algo descuadrada. En primer plano el andén, interrumpido por una rampa que desciende hacia un sótano.

Se nota la incuria de las dependencias encargadas de vigilar y controlar las obras y el espacio público, esa edificación debe tener varios años. Por otra parte también se aprecia la complicidad de las empresas de servicios.

¿Y qué tal esas tapas de los pozos de electricidad y de teléfonos o alcantarillado? ¿Y la pendiente de la rampa? ¿Y el empalme con la escalinata del andén? Para mayor problema se estaciona un vehículo sobre la ahora llamada franja de amoblamiento, y obstaculizando aún más la circulación.

Obvio. Las madres con sus cochecitos de bebés y las personas en sillas de ruedas tienen que descender a la calzada vehicular en donde es fácil tropezarse con una de las miriadas de motocicletas que andan por la ciudad como volador sin palo. Al fondo de la imagen tomada en la carrera 29 de Bucaramanga se ven dos cosas interesantes: A la izquierda de ven mas gradas en el andén y a la derecha de forma tenue se vislumbra la desocupada ciclorruta. Para esa obra si se pudo invertir cerca de un millón de dólares.

Por ello pensamos que la famosa pirámide çde la movilidad la invirtieron para esta ciudad para dar paso a un proyecto que algunos califican de clasista.

Un toque de cordura en la Alcaldía de Bucaramanga (Eso parece)


Por la cuarentena y el COVID-10 poco hemos podido salir a las calles de Bucaramanga, por eso fue una sorpresa encontrar en la carrera 29 unos cambios en el diseño de la ciclorruta. Aunque inconclusa se puede observar que se ha modificado el diseño, parece que ya no va el doble sardinel que nos recetaron los gomelines rolos de dEspacio y los bebés de la comparsa de Manolo Azuero. Y que se disminuyó el ancho de la ciclorruta. Las flechas rojas señalan el sitio o más exáctamente, el replanteo de donde iba a ir ese agresivo separador.

En todo caso nos quedan rondando aún algunas preguntas. ¿Ese costosísimo estudio tuvo interventoría de diseño, o la parranda de ineptos de la administración solo se quedó con la boca abierta, tragando entero todo lo que les formularon los consultores? ¿Quienes fueron los que recibieron los estudios? ¿No hubo análisis de lo que se recibió? ¿Les metieron los dedos en la boca? ¿Esos cambios tienen un costo? ¿Por qué la interventoría ha tenido tan altas adiciones presupuestales? ¿Será que están cobrando el rediseño?

En el fondo nos parece que los técnicos de la anterior alcaldía ya se tratase de ingenieros, arquitectos, los sabelotodos y sus enceguecidos secuaces no tuvieron la pispicia o capacidad de imaginar o visualizar cómo iba a ser la esperpéntica construcción (o de pronto culillo o miedo al matoneo de la aplanadora del suspendido alcalde). Por eso cuando empezaron las obras en la carrera 29, alguien por misericordia o vergüenza aconsejó modificar a la guachapanda los diseños. O tal vez por coincidir con el pacto de cumplimiento, se les iluminó la entendedera.

Aún nos quedan debiendo unas explicaciones, como el por qué si el estudio presentó un presupuesto por un valor dado con AIU incluido, el contrato se hizo descontando el AIU. ¿Pensaban no tener utilidades? ¿O ya habían pactado las adiciones al contrato? ¿Dónde están los estudios ambientales, de tráfico y los levantamientos topográficos a nivel de detalle que dicen que se entregaron?

A ojo cerrado se vislumbran una serie de actuaciones que lindan con el Código Penal y en el Código Disciplinario Único. Solo por nombrar uno de ellos, la extralimitación de funciones patente en la defensa (mal aconsejada evidentemente) que hizo la Secretaria de Infraestructura al pasarse por la faja la obligación de modificar el POT siguiendo los procedimientos de la Ley 388 de 1997 y simplemente basarse en una interpretación de la Oficina Asesora de Planeación, desconociendo de plano que esa Oficina solo puede interpretar dentro lo que determina única y exclusivamente el Artículo 102 de la Ley 388 de de 1997 que expresa lo siguiente: Interpretación de las normas. En el ejercicio de sus funciones, los curadores urbanos verificarán la concordancia de los proyectos de parcelación, urbanización, construcción y demás sometidos al trámite de licencias con las normas urbanísticas vigentes. En los casos de ausencias de normas exactamente aplicables a una situación o de contradicciones en la normativa urbanística, la facultad de interpretación corresponderá a las autoridades de planeación, las cuales emitirán sus conceptos mediante circulares que tendrán el carácter de doctrina para la interpretación de casos similares.

Como se aprecia claramente, se mencionan unas facultades vaporosamente a modo de despiste. En nuestro país ha hecho carrera que las dependencia encargadas de la planeación en los municipios y distritos utilicen ladinamente ese artículo para arrebatarles funciones de aprobación del POT a los concejos municipales y distritales.

Pero no pasará nada. Ya hemos entendido que se ha propuesto a como dé lugar modificar el POT para arreglar o enderezar un proyecto que nació torcido.

De lo encontrado en nuestro archivo físico y en disquetes


Revisando papelería vieja encuentro una imagen y un escrito relacionado con el incendio del edificio de la Alcaldía de Bucaramanga, el primero de junio de 2002, durante el gobierno del nunca bien olvidado Néstor Iván Moreno Rojas. Él convenientemente se encontraba por fuera de la ciudad. La imagen, que nos da idea del motivo por el cual hemos sufrido la seguidilla de malos, peores y pésimos alcaldes que ha tenido la ciudad de Bucaramanga en lo que va del Siglo XIX.

Ahora si el texto:

¿Por qué se quemó la Alcaldía?


El Alcalde:
"No sé, no estaba aquí"

El Secretario de Gobierno:
"Es que no hubo empalme"

El Jefe de Bomberos:
"Ahora los bomberos no usamos agua, para apagar el incendio utilizamos veinte mil vasos de leche"

El Secretario de Promoción Social:
"No sabría decir, de pronto es un programa del Cura... "

El cura:
"¿Será un programa de la Primera Dama...?"

La Primera Dama:
"El que firma es el Secretario de Promoción Social"

El Gerente de Aseo:
"Hasta ahora estoy conociendo el cargo"

El Alcalde (e):
"Si bien es cierto que el Concejo sesiona a esas horas, ahora que me acuerdo ellos sesionaron la noche anterior."

La Concejal:
"Es verdad, yo la noche anterior pronuncié un discurso incendiario, pero era defendiendo el alza del impuesto predial."

El Alcalde de Floridablanca en el Área Metropolitana:
"A la ciudadanía le consta que yo no he hecho nada...

El Alcalde de Girón en el Área Metropolitana:
"La Alcaldía de Girón ya se había quemado anteriormente, pero si no estoy mal no fue en ninguna de mis anteriores administraciones".

El Secretario de Salud y del Medio Ambiente:
"Para una obra de esas no se necesita licencia ambiental.

El Gerente de la CDMB:
"Estamos investigando por qué se ejecutan obras sin el correspondiente licenciamiento ambiental".

El Secretario Administrativo:
"Ahora nadie puede decir que nos equivocamos en la reducción de personal"

La Trabajadora Social de Recursos Humanos: 
"¡¡Se me quemaron tres de mis mejores vestidos!!"

El Jefe de Recursos Humanos: 
"No se preocupen por enviar nuevas hojas de vida, no se quemaron"

El Personero en declaraciones en un medio radial (RCN):
"Que me digan el nombre del autor y lo investigo hasta las últimas consecuencias" (Bonita investigación)

El Jefe de Bomberos Voluntarios de Piedecuesta: 
"No nos dejaron conectarnos"

El Jurídico: 
"¿Qué?"

Un Anciano: 
"Me recuerda el turco Circuito"

El de Planeación: 
"No se afectó el Plan de Desarrollo, ya tenemos un cumplimiento del 200 y pico por ciento. Vaso de leche 100%, el maduro, otro 100% y el incendio el pico"

Un Contratista: 
"Lo que pasó fue que los bomberos los trajeron de Bogotá"

La Contralora:
"Se investigarán las consecuencias fiscales del evento".

El Jefe de Prensa:
"Me consta que se apuntó el chorro de los extinguidores hacia el humo".

Un celador:
"Yo si sentí un olor a quemado, pero pensé que era el doctor Samuel quemando otra vez a los senadores Santandereanos".

Un ingenuo:
"Pronto se sabrá qué pasó"

La Secretaria Privada:
"Tomaremos las medidas punitivas pertinentes contra los obreros y empleados que aún quedan."

Un transeúnte:
"Como decía el 'quemado' doctor Horacio: Cuándo el río suena, piedras lleva...  ¡Mamola!"




 

Con la ciudad no se juega (2)


Segunda parte de nuestro análisis soJbre el proyecto de las ciclorrutas de Bucaramanga

Por lo que se observa en el proceso de las ciclorrutas ya sea en la escogencia de vías, en el diseño, en el replanteo, y en general en toda la estrategia de la bicicleta, es percibe un cierto tufillo de improvisación y chambonería. Así pues, nos dimos a la tarea de analizar qué se estudió y qué no se tuvo en cuenta para ese estudio. Para ello revisamos el documento la “Estrategia de la Bicicleta”, el cual se puede bajar o consultar en este Vínculo.

Dicen en el folleto que en el estudio “Se entró a definir la situación base de la movilidad ciclista de la ciudad”. De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española definir puede significar dos cosas

  • Fijar con claridad, exactitud y precisión el significado de una palabra o la naturaleza de una persona o cosa. Y
  • Decidir, determinar, resolver algo dudoso.

Nos quedamos con la segunda acepción.

Afirman pues, que “se recopiló información geográfica, información documental, estadísticas y observaciones en visitas técnicas”. Hasta ahí información secundaria y observaciones subjetivas o vivenciales. Y que además, “se utilizaron los datos generados a través de la aplicación Biko”, (se puede ver en este vínculo una explicación o anuncio de la aplicación), que estos datos mostraron los patrones de movilidad de los ciclistas locales.

Puede parecer chistoso, pero eso en buen romance es lo siguiente: Se organizó un concurso para ciclistas en el que dicen participaron mil y pico de ciclistas. El concurso consistía en premiar con una bicicleta a aquel que en un tiempo dado recorriera más kilómetros. Los datos se recogían con una aplicación, se georeferenciaban y que de ahí salía un llamado “mapa de calor” o un esqueleto de rutas.

Amable lector, el mapa puede despistarlo, pero parece que ese fue la intención deliberada de los autores. El mapa de Bucaramanga tradicionalmente presentaba el oriente en la parte superior o el norte en los mapas generados con sistema de coordenadas Magna Sirgas, este presenta el occidente en la parte superior o está “patas arriba”.

Terrible. Aparentemente en una ciudad 1.400 ciclistas deciden la suerte de cerca de 530.000 habitantes (o sea, la dictadura del 0.26%). Pero si se compara el mapa de calor con las rutas escogidas por los “elegidos” que calculamos no pasan de ser más de 30 personas, el porcentaje es aún menor. Es decir, el embudo es más estrecho. Obvio cambiaron lo señalado en ese calórico mapa, por lo que tenían preconcebido.

Con esa información se atreven a afirmar que definieron “una ciclorred que fuese coherente y adaptada a la realidad de las ciudades del área metropolitana”. Que además incluyó el estudio de 10 documentos de estrategias y planes de bicicleta, y sirvió como base para la construcción de un documento (Eso debe leerse como copiaron y pegaron). Al mismo tiempo como para darle un barniz de participación al proceso hicieron un sondeo “Virtual” con más de 1.400 personas, unos talleres y entrevistas entre ellos mismos, es decir, los colectivos ciclistas, más algunos escogidos del sector privado, unos académicos, y funcionarios de diferentes instituciones del gobierno local y metropolitano, obvio sin poder de decisión, esos que suelen encontrarse rondando por los pasillos y los envían a las reuniones aburridas que no quiere padecer el jefe. A todos ellos no les contaron el cuento completo.

Ahora veamos lo que no estudiaron. No hubo ni realizaron estudios de origen y destino, ni estudios de tráfico vehicular público y privado, o de transporte formal e informal, ni análisis de las rutas de transporte público, ni estudios de los puntos geográficos donde se concentran las actividades de los usuarios. Ignoraron los centros de concentración de actividades distintas a vivienda en los sectores urbanos y rurales. No evaluaron la infraestructura existente, ni los tiempos y costos de viajes. De seguridad vial, de semaforización y sus conflictos, nanay.  Del entorno de usos distintos a vivienda, tampoco. Y de actividades y de horarios de cargue y descargue, para qué para eso de pronto de informaron del Ingeniero Rodrigo. Estadísticas para qué.

Adicionalmente, para el diseño de 17 kilómetros de vías no se observó que previamente se hubiesen realizado levantamientos topográficos para un adecuado diseño, por ello se observan tantos errores en el replanteo e implantación del proyecto. El motivo, solo se diseñaron perfiles con una aplicación llamada Streetmix, eso es como una tira cómica.

Chistosísimo. ¡Dibujan la calle 41 que no tiene andenes con dos “banquetas” o andenes de tres metros!

Esta es la calle 41 en la realidad. Dan ganas de llorar. Y pensar que este programa está dirigido por quienes se proclaman los adalides de la decencia y honradez de Bucaramanga. Por supuesto va a haber un conflicto y relegarán al peatón. (Ver nueva pirámide)

Aquí uno no puede sino preguntarse, ¿en dónde estuvieron lo controles de la alcaldía? ¿Hubo interventoría de diseño? Bueno, aunque conociendo la nueva horneada de funcionarios técnicos de la alcaldía, queda la duda de si no arriscan con interventorías obras, las de diseño les quedarán grandes pues no encontrarán de dónde copiar y pegar. Tal vez por ellos se sacó del juego a la  Planeación, la cual juiciosamente había hecho el trabajo para la ciclorruta UIS – Parque de los Niños, (Resolución 0241 De 22 Mayo De 2017). En este vínculo se puede descargar. (Por ello se dejo en la responsabilidad en manos de la Oficina de Asuntos Internacionales, ahora nos tienen jodidos en Bucaramanga los políticos, los politiqueros y los politólogos- ¿O será por la amistad entre Natalia Durán y su tocaya Pico?).

Lo mismo sucede con el posible control jurídico del acto administrativo. En la página 71 y subsiguientes del folleto Estrategia de la Bicicleta hablan de la importancia de modificar el Plan de Ordenamiento Territorial y dan pistas para sacarle el quite a ese control legal.

Un ejemplo palpable de la ignorancia sobre el tema de los miembros del gabinete o su deseo de ocultarla, esta esta belleza de respuesta a los derechos de petición que da la Secretaría de Infraestructura.

 

¡Anexa unos “pantallazos” tamaño estampilla de correos! JA JA JA

Y lo último, lo que nos dicen los amigos de La Nueva Asociación de Urabnistas Disléxicos Pensianodos:

Según ellos primó lo que ‘El Experto” llama “Planificación según las líneas del deseo“. Si mano leyendo el folleto de marras se entera uno que la estrategia ya estaba armada antes de la tal conciliación o socialización.

 

Bueno, cambiamos el enfoque. Seguimos con un Ejemplo de un estudio serio sobre un tema similar.

Paralelamente a estos análisis encontramos un estudio serio llamado ESTUDIO Y ANÁLISIS DEL TRANSPORTE INFORMAL EN LA CIUDAD DE BUCARAMANGA de la UIS del cual solo vamos a mostrar unos elementos que nos llevan a pensar que el estudio de las ciclo rutas fue una estafa. (Es estudio se puede consultar en este Vínculo).

 Veamos el resumen del estudio

Y obtuvieron información cuantificada de transporte por comuna y medios de transporte.

Saquen sus conclusiones. para nosotros la más interesante sale de la comparación de los resultados de los estudios en lo referente a las bicicletas, Mientras que La Estrategia d ela Bicicleta afirma que para el año 2025 la cantidad de viajes en bicicleta será el 2%

El estudio anterior de la UIS dice que

El 2.08% de los habitantes utiliza la bicicleta así se debe suponer que al número de viajes es el doble de ese valor a no ser que les roben la bicicleta y les toque regresarse en bus.

Próximamente, el asunto de los Holandeses. Hasta entonces.

Haga click en el vínculo la primera parte de Con la Ciudad no se Juega