Lógica, Ética y ¿Estética?


Me envía un amigo unas fotografías de unas vallas que han instalado en el separador de la carrera 22 y me pregunta que de dónde sacaron esas señales tan “frondias”.

La valla por detrás

Y si se ven muy, pero muy feas.

 

Más feas, imposible

Y nos toma del pelo preguntando que qué pasó con el Eslogan de actual alcalde: “Lógica, Ética & Estética”
Nos toca decirle que al menos por el frente no se ven tan matadas.

Por el anverso

Uno que realmente uno tiene dudas sobre la legibilidad de la información. Y sobre cúanto han cobrado por ello.

Dizque “La ciudad de los parques”


Bucaramanga, la anteriormente llamada “Ciudad de los Parques”, poco a poco ha estado tratando de quitarse ese apelativo. Por una parte, desde el año 2000 se eliminaron los llamados “parqueros” permanentes, o los cuidadores de parques. En el siglo anterior, quienes ejercían esa labor eran obreros del municipio. Con la modernidad se eliminaron estos cargos, (¡Qué jartera esos sindicatos!).  También cuando a los políticos les dio por hacer repetidas reformas administrativas para acabar con los cargos de carrera y suplir esos puestos con amañados y explotados “contratistas” prestadores de servicios, se abandonó el cuidado de los parques por la ahora llamada Secretaría de Infraestructura, y el cuidado de los parques pasó de mano en mano como incómoda papa caliente. Algunos los dieron dizque en “adopción” proceso que duraba lo que dura  en la memoria de los bumangueses las fotografías sobre el tema publicadas en la prensa local.

Las decisiones de asignar esas responsabilidades a una u otra dependencia pareció que dependía de algo así como una mezcla del biorítmo del gobernante y las fases de la luna. Así unas veces eran la empresa de aseo, otras el chistosamente llamado “despacho de la primera dama”, el área metropolitana, infraestructura, o el que fuera. El único atractivo de los parques para los politiqueros era que podían ser una fuente de ingresos “non santos“, así alguno se inventó unas extrañas cestas de basura. Vea las cestas de basura que parecen huevos.  o una forma de hacer publicidad en espacio público. Para rematar entre las trasquiladas de los árboles que les pegan los empleados de la electrificadora, las ferias o bazares que allí celebran los politiqueros y las sequías de los últimos fenómenos del Niño, agudizados por un cambio que según los gobernantes gringos no existe, los parque hoy día parecen más parque de Timbuctú, Arica  o alguna otra ciudad de los desiertos.

Lo único bueno es que ahora con el olor de ese reguero de basura que no hay quien recoja, no se siente tanto el olor de la maracachafa y otras humildes hierbas con que suelen hacer sahumerios los asiduos visitantes del los parques.

En todo grupo siempre hay…


… Uno distraído, este, pensando en los huevos del gallo, como decían los abuelos.

‘Playground’ – Una colorida cancha de basquetbol en Italia


Un hermoso diseño para una cancha sintética de basquetbol (baloncesto me indica el corrector).

Origen: ‘Playground’ by Gue – Visuall

La Gorda en el vestier


Iba en un bus por las calles de Bucaramanga, leyendo distraído en el Kindle cuando de pronto escucho a una de las pasajeras exclamar: ¡Al fin a la vieja empelota esa van a tapar! Miro por la ventana y veo que estamos en la parada del Parque San Pío. Y se están refiriendo a la escultura de Botero llamada “Mujer de pie desnuda” que está instalada en esa especie de plazoleta que existe en el sitio en donde una vez existieron unas fuentes en las cuales su principal atractivo eran las babillas que algún vecino encartado había echado en ellas…

Bueno, se quedaran con ganas las señoras pues parece que al fin están en proceso de mantenimiento.

Vea una fotografía del parque en los años setenta

El barrio La Aurora


Una fotografía del termitero que hoy en día es el barrio La Aurora, vista tomada desde el centro de Bucaramanga. Tan distinto ese sector a cuando hace muchos años asistí allí a una fiesta de primera comunión, en esa época era un apacible barrio de viviendas unifamiliares.

“Cuadra Picha” no será “Cuadra Play”


El Urbanismo Semántico que se tomó a Bucaramanga no es cosa nueva. Veamos algo del siglo XX

screenshot-14

El acuerdo fue “craneado” cuando la Anapo sacó la mayoría del concejo de Bucaramanga, por la época de la elección de Misael Pastrana en la que amaneció ganándole a Gustavo Rojas Pinilla. La norma fue declarada inexequible y esos sitios siguieron llamándose en su orden: Parque de la Victoria, Parque La Concordia, Parque frente a la antigua Cárcel Municipal, el Parque de Mejoras Públicas, tramo occidental de la avenida Quebradaseca, tramo oriental de la avenida Quebradaseca, La calle 61, la Autopista a Florida y la Carrera 33.

Lo que nos hace pensar que ese embeleco del urbanismo semántico es muy difícil de implantar en la mentalidad de las personas. Algún día habrá que escribir una novela, una especie de ucronía, en la cual el “Tigrillo” Noriega no hizo trampa en las elecciones, Mi General Gustavo Rojas Pinilla (Gurrupín) ganaba las elecciones y con el tiempo Samuel Moreno llegaba a ser presidente de Colombia, mientras Iván Moreno escribía pendejadas en Twitter, entre tanto Andrés y Juan Carlos Pastrana estaban en la cárcel de la Picota haciendo jardinería y rezando el rosario. (Ahí les dejo la idea).

Gobernanza a los totazos


presentacion1

¿En qué quedó el Imperativo Categórico de Kant que invocaban los de la Gobernanza hace cerca de un año? ¿Se convirtió en Imperativo Burocrático?

Asuntos de la calle de los estudiantes


diapositiva2

Esperemos a ver que dicen “El regente”, y los badulaques de planeación.

Así no hay pico y placa que valga


2017-02-07-12-14-00

La medida de Pico y Placa (que era originalmente restringir el tráfico de vehículos en horas pico, según el último dígito de la placa o chapa), que se toma en Bucaramanga, busca disminuir el tráfico en la meseta de Bucaramanga y especialmente en el centro de la ciudad, para evitar los trancones o atascos vehiculares. Es obvio que este problema reside fundamentalmente en las diferentes tasas de crecimiento de la población, la cantidad de vehículos y el número de vías (o su capacidad de acogida).

Se tiene entonces el problema de la saturación del sistema vial. La primera solución que se les ocurre a los ingenieros es ampliar las vías. Pero esa solución tiene un límite pues pronto se llegaría a una desproporción entre las zonas destinadas a vías y las destinadas a actividades de permanencia, llámense cuadras o manzanas. Entonces se mira el funcionamiento de las vías y sin entenderlo se enfrentan a la paradoja de Braess. La cual dice mas o menos que “al agregar más vías en una red de tráfico, se puede llegar a empeorar el desempeño de todos los usuarios”. Más sobre la paradoja de Braess en este vínculo.

Y vuelven a pensar en disminuir vehículos o ampliar vías. Pero nunca en mejorar la capacidad de las vías existentes. Por ejemplo en Bucaramanga las principales vías del centro tienen un carril perdido por la incuria y permisividad de las autoridades en cuanto a estacionamiento y actividades de cargue y descargue. Como se observa en la fotografía, estacionados aún frente a las paradas demarcadas. ¿Y el resto de los mortales? ¡Que se jodan!

 Algo relacionado publicado en este blog previamente Burradas en la 27

A %d blogueros les gusta esto: