RSS

Archivo del Autor: eloidor

House of Glass


Un interesante video

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 15 febrero, 2018 en Sorprendente, Video

 

Etiquetas: ,

Por el Parque San Pío de Bucaramanga


El domingo anterior, pasé por el Parque San Pío. Pobre parque. Parece un parque de algún pueblo abandonado del oriente medio. Todo un peladero como dicen por estos lados. Más tarde hablando con unos conocidos recordamos como era el parque hasta cuando terminó el Siglo XX. El parque es el resultado un un área de cesión de la firma Urbanas. Una vez pude observar el plano urbanístico original y así descubrí que su localización no es casualidad. Por allí pasa una corriente de agua subterránea, que baja por la meseta de Bucaramanga, hasta aflorar en la Quebrada El Loro. Esta corriente ha sido un dolor de cabeza para los constructores en los costados del parque y a lo largo de la carrera 29, hasta llegar a esa depresión de la carrera 27 con calle 52 y luego a lo largo de la calle 54.

El parque se diseño y construyó iniciando  la segunda mitad del Siglo XX. Y como novedad su diseño representa un cambio respecto al tradicional diseño centenarista, dos caminos perpendiculares a los costados y dos uniendo las esquinas opuestas con un espacio central para un monumento. De pronto el resultado fue por el tamaño del lote. El parque original tenía espejos de agua,(y asombroso, dos fuentes con ¡babillas!), zonas de arbustos, áreas planas de prados, zonas de bosque, especies vegetales seleccionadas, senderos arbolados y un área de deporte. Esta zona en el sitio en que originalmente estuvo en cobertizo que hizo de templo, en donde el Padre Rojas regañaba a las señoras que asistían sin rebozo o con manga sisa a os oficios religiosos y por supuesto a los jóvenes que evidentemente concurrían a observar a las muchachas.

Con el paso de los años, cada vez que se celebraba dizque el Día de la Raza, el 12 de octubre, los desprogramados secretarios de educación organizaban siembre de árboles sin ton, ni son que con el tiempo fueron cambiando el aspecto y carácter del parque. De igual manera la desafortunada selección de los árboles llamados “gallineros”para formar el bosque, no permitió el crecimiento de pasto o alguna otra especie distinta en la zona boscosa. Los gallineros expiden un rocío que evita el crecimientos de cualquier planta que les compita por los nutrientes del suelo.

Los árboles sembrados “a la loca” pronto cubrieron todo el espacio aéreo del parque, dejando sin luz solar a los prados. Una noche un ingeniero de obras pública metió un bulldozer por la calle 35 y partió en dos el parque. Los espejos de agua se secaron. Las babillas se murieron.  En el sitio original de la iglesia instalaron un puesto de policía o un CAI (Centro de Atención Inmediata, que… ¡ja!). Finalizando el Siglo el alcalde del cuento de la Ciudad de la Alegría, contrató un rediseño del parque y el resultado fue un retroceso espantoso: caminos que no conducen a ningún sitio, circulaciones truncas. Obvio el pasta del parque cada vez más escaso.

Llegado el Siglo XXI, iniciando con el nunca bien olvidado Néstor Iván Moreno Rojas con su inútil proyecto de estacionamiento subterráneo y el inicio de las destructivas y populistas ferias, con sus bazares “sociales” y que dejaban el parque como si hubiese pasado por allí Atila el Huno con sus huestes. La instalación sin método de gimnasio, juegos infantiles, un área de lectura y para rematar como compensación la llegada de la Gorda de Botero.  Si, compensación por la embarrada del destituido alcalde Vargas, con su estilizada “escultura” de fibra de vidrio, de que los ingeniosos bumangueses llamaron “Marbelle·”. Ya en el gobierno del imperativo categórico, que Jairo acertadamente definió como de la “Vitalogic, Vitaetic y Vitaestetic“, se sembró en el sufrido parque con toda la pompa y boato el famoso Pasto Japonés, cual según lo que se observa en la fotografía resultó ser un Cuento Chino.

Será llamarlo Paisajísmo Táctico.

¯\_(ツ)_/¯

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 febrero, 2018 en Absurdos, Carreta, Fotografía, Interesante

 

Etiquetas: , ,

La caparazón de las chicharras


Ya estamos llegando casi a la mitad ensordecedor mes de febrero. Ensordecedor por el canto de las chicharras alborotadas por el calor. Y las chicharras casi no se ven, se escuchan con su ubicuo cantar. De vez en cuando encontramos en los árboles sus caparazones abandonados al final de su metamorfosis, caparazones que de niños usábamos prendidas en las camisas como orgullosa condecoración, (para el espanto de algunas niñas).  Les decimos chicharras, los poetas y cantantes les decían cigarras. Tal vez por el nombre de chicharra se impuso por su estridente cantar. Eran muy comunes en las acacias que abundaban en Bucaramanga. Todo eso ha cambiado. Si se lee con cuidado la letra de la canción

Dos estrofas de la Canción Señora Bucaramanga

Señora Bucaramanga
Señora de las cigarras
que tienes mujeres bellas
y esbeltas como sus palmas

…. 

Suspirando porque un día
como cantara el trovero
pueda dormirse por siempre
frente a tu parque Romero.

Ya ni se ven las cigarras, casi ni las palmas, y muy pocos aspiran a que sus huesos terminen en el cementerio que queda al frente del Parque Romero.

Si se desea acá está para escucharla la canción Señora Bucaramanga.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 11 febrero, 2018 en Pingadas, Sitios, Video

 

Etiquetas: , ,

Las Rogativas para conseguir vivienda


En la Iglesia de San Laureano de Bucaramanga, encuentro esta interesante colección de maquetas. Se trata de los complementos y agradecimientos de las rogativas a a una santa (cuyo nombre no recuerdo), solicitando que les ayude a conseguir una vivienda. Hace algunos años se veían otro tipos de figuras como piernas, brazos, etc. Se supone que se trata de una tradición iniciada a mediados del siglo XIX, cuando el cura párroco organizó una rogativas para detener las tempestades que viniendo desde Piedecuesta, por días tres días consecutivos azotaron y asustaron a los bumangueses.

No sé pero me acordé de un candidato a la presidencia de este país, al cual la mayoría lo conocemos solamente por sus dos apellidos.

 
 

Etiquetas: , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: