Historia de unos escalones


En la imagen se ve parcialmente la entrada al Hotel Dann de Bucaramanga. Allí está implícita una simpática historia. Se observan en la parte izquierda de imagen, unos escalones de otro color. Ahí está la clave de esta historia.

La historia es la siguiente. El hotel por el costado de la calle 47, cerca al límite del predio, tiene un sitio de reuniones y una especie de bar o estadero, o como se le quiera llamar. Después de muchos años se dieron cuenta que el local no tenía la asistencia que habían esperado. Solo se veían hombres solos y era raro encontrarse una pareja.

Después de mucho investigar descubrieron las muchas de las mujeres consultadas afirmaban que era muy incómodo que las vieran entrar al hotel con el novio o el amigo, y posteriormente no las vieran en la terraza de la piscina del hotel. Que la gente pensaría que se habían quedado enredadas en las habitaciones de los pisos intermedios.

Así pues los encargados del local después de una larga investigación descubrieron con sorpresa que la mayoría las consultadas pensaban que era muy incómodo que las vieran entrar al hotel acompañadas del novio o el amigo, y posteriormente no las encontraran en la terraza de la piscina del hotel, que es el sitio al cual frecuenta la mayoría de los que no se hospedan en el hotel. Que por eso la gente pensaría que se habían quedado enredadas en las habitaciones de los pisos intermedios.

Entonces decidieron habilitar una entrada lateral al local, para que los chismosos bumangueses pudiesen constatar que las parejas asistían casta y recatadamente a tomarse sus cocteles o bebidas espirituosas que llaman las beatas. Y todo iba bien hasta que llegó la Pandemia y por los protocolos tuvieron que cerrar la entrada lateral. Otros afectados por el COVID-19.

La competencia de las autoridades ambientales en el parque Solón Wilches


Sin comentarios

Se esperan movimientos burocráticos en Colombia con el cambio de gobierno


Pues si…

Encontramos a Papá Noel en el Parque Santander


Bueno, acá terminando este absurdo año.