¿Espejismo?


Recibimos una fotografía y un texto que transcribimos parcialmente a continuación.

Despistado al mirar hacia atrás mientras viajo por la carrera 27 de Bucaramagna al ver un movimiento raro. Si, parte de la motocicleta se movía al veres. Ya más concentrado, veo que el “pato” o pasajero de la moto lleva un gran espejo. Bueno es normal en Bucaramanga en dónde como dicen por acá los pingos: “Tránsito no sirve para un sieso“. (Y no se tatra de Doña Trántiso la que vendía hormigas en la plaza central, hablan de la autoridad(?) de tránsito).

Eso si es una situación de riesgo como dicen los geólogos de La Nueva Asociación de Urabnistas Disléxicos Pensianodos,

Anuncios

Escogiendo los sectores de actualización catastral


Suponemos que así fue la cosa.

Tiempos idos


Un recuerdo de la heroica era de la aviación en donde en cada región unos quijotescos empresarios creaban empresas locales de aviación. Acá en Santander existió TAXADER, empresa que alcanzó a tener itinerarios internacionales aunque en el departamento de Santander solamente había dos aeropuertos utilizables por esas aeronaves, el Gómez Niño en Bucaramanga y Yariguíes en Barrancabermeja.

La torre en el charco


La torre de la iglesia del Colegio de san Pedro Claver de los padres jesuitas se refleja en un charco de los últimos aguaceros antes del inicio de la temporada seca (o verano que dicen por acá).

Cuentan que no hace muchos años, la torre se veía desde varios kilómetros a la redonda. Hoy en día con la cantidad de edificio, no se puede observar sino desde las calles más cercanas.