Descripción fotográfica de Bucaramanga


Esta fotografía muestra de forma palpable como está la pirámide de movilidad en Bucaramanga: Algo descuadrada. En primer plano el andén, interrumpido por una rampa que desciende hacia un sótano.

Se nota la incuria de las dependencias encargadas de vigilar y controlar las obras y el espacio público, esa edificación debe tener varios años. Por otra parte también se aprecia la complicidad de las empresas de servicios.

¿Y qué tal esas tapas de los pozos de electricidad y de teléfonos o alcantarillado? ¿Y la pendiente de la rampa? ¿Y el empalme con la escalinata del andén? Para mayor problema se estaciona un vehículo sobre la ahora llamada franja de amoblamiento, y obstaculizando aún más la circulación.

Obvio. Las madres con sus cochecitos de bebés y las personas en sillas de ruedas tienen que descender a la calzada vehicular en donde es fácil tropezarse con una de las miriadas de motocicletas que andan por la ciudad como volador sin palo. Al fondo de la imagen tomada en la carrera 29 de Bucaramanga se ven dos cosas interesantes: A la izquierda de ven mas gradas en el andén y a la derecha de forma tenue se vislumbra la desocupada ciclorruta. Para esa obra si se pudo invertir cerca de un millón de dólares.

Por ello pensamos que la famosa pirámide çde la movilidad la invirtieron para esta ciudad para dar paso a un proyecto que algunos califican de clasista.

¿Los de Tránsito de Bucaramanga preparan otra genialidad de Cretinismo Táctico?


Así amaneció el día de hoy el cruce de la Calle 36 con carrera 24. Borraron las flechas del sentido de las calles, la cebras. la línea divisoria central, etc. Es imposible imaginar a qué nivel estupidez puede llegar  la “creatividad” de la actual dirección de Transito de Bucaramanga, la cual parece estar compitiendo con la funesta dirección anterior. Hay una máxima que reza “Si no se tiene sino un martillo, todas las soluciones serán puntillas“.

Ya la semana anterior pusieron bien alta la vara con su proyecto en la misma calle 24 como se aprecia en la foto publicada en un diario local.

Dizque por la accidentalidad. Solución que recuerda el viejo chiste de el tipo que vendió el sofá pues su esposa en ese mueble lo traicionaba. Si hay infinidad de de opciones como semáforos, “estoperoles”, resaltos, “policías acostados” y agentes de tránsito.

“Tamos jodidos mano”

 

Los que andan por Bucaramanga en caravanas escoltadas no ven los trancones


Eso pienso al verlos pasar mientras me dedico a la meditación en medio del atasco.

Muy sociables y gregarios


La semana anterior leí en EL FRENTE una nota sobre los males de la movilidad en Bucaramanga. El texto inicia así: “Daniel Páez Barajas, Ph.D., profesor de la Universidad de los Andes y especialista en transportes visitó Bucaramanga”, y finaliza con una frase que confirma que mi apreciación sobre los agentes de tránsito (los renombrados alféreces de tránsito), siempre he pensado que son una subespecie muy gregaria, muy buenos contertulios y que uno los suele encontrar reunidos en alguna tienda hablando mierda, luego de haber pasado media hora en un trancón implorando por que aparezca uno de ellos a dirigir el tráfico. La frase final del artículo es la siguiente: “Me sorprendió ver en esta ciudad en un solo cruce a más de 5 guardas de transito que estaban dando paso a un cruce no permitido, esos 5 agentes deberían estar en 5 puntos diferentes“.

Y eso que no los vio en manada (¿bandada? ¿recua? ¿enjambre?) En manada como cuando andan dizque haciendo operativos contra infractores de la restricción vehicular llamada pico y placa. En general el artículo del experto dice una serie de verdades de a puño, lógico, sin estudios es solamente lo analizado por percepción directa, algo casi vivencial que desde hace rato ha entendido el común de las gentes en Bucaramanga. Se exceptúan de este conocimiento las autoridades que hemos elegido para manejar este conglomerado, pues por la costumbre de andar en caravanas de carros blindados y con escoltas de motociclistas que les abren paso  en las vías congestionadas de la ciudad, ya han perdido la noción de lo que es el colapsado tráfico de esta área metropolitana.

Para quien este interesado en leer el artículo este es el vínculo Los Males de la movilidad en Bucaramanga.