Un toque de cordura en la Alcaldía de Bucaramanga (Eso parece)


Por la cuarentena y el COVID-10 poco hemos podido salir a las calles de Bucaramanga, por eso fue una sorpresa encontrar en la carrera 29 unos cambios en el diseño de la ciclorruta. Aunque inconclusa se puede observar que se ha modificado el diseño, parece que ya no va el doble sardinel que nos recetaron los gomelines rolos de dEspacio y los bebés de la comparsa de Manolo Azuero. Y que se disminuyó el ancho de la ciclorruta. Las flechas rojas señalan el sitio o más exáctamente, el replanteo de donde iba a ir ese agresivo separador.

En todo caso nos quedan rondando aún algunas preguntas. ¿Ese costosísimo estudio tuvo interventoría de diseño, o la parranda de ineptos de la administración solo se quedó con la boca abierta, tragando entero todo lo que les formularon los consultores? ¿Quienes fueron los que recibieron los estudios? ¿No hubo análisis de lo que se recibió? ¿Les metieron los dedos en la boca? ¿Esos cambios tienen un costo? ¿Por qué la interventoría ha tenido tan altas adiciones presupuestales? ¿Será que están cobrando el rediseño?

En el fondo nos parece que los técnicos de la anterior alcaldía ya se tratase de ingenieros, arquitectos, los sabelotodos y sus enceguecidos secuaces no tuvieron la pispicia o capacidad de imaginar o visualizar cómo iba a ser la esperpéntica construcción (o de pronto culillo o miedo al matoneo de la aplanadora del suspendido alcalde). Por eso cuando empezaron las obras en la carrera 29, alguien por misericordia o vergüenza aconsejó modificar a la guachapanda los diseños. O tal vez por coincidir con el pacto de cumplimiento, se les iluminó la entendedera.

Aún nos quedan debiendo unas explicaciones, como el por qué si el estudio presentó un presupuesto por un valor dado con AIU incluido, el contrato se hizo descontando el AIU. ¿Pensaban no tener utilidades? ¿O ya habían pactado las adiciones al contrato? ¿Dónde están los estudios ambientales, de tráfico y los levantamientos topográficos a nivel de detalle que dicen que se entregaron?

A ojo cerrado se vislumbran una serie de actuaciones que lindan con el Código Penal y en el Código Disciplinario Único. Solo por nombrar uno de ellos, la extralimitación de funciones patente en la defensa (mal aconsejada evidentemente) que hizo la Secretaria de Infraestructura al pasarse por la faja la obligación de modificar el POT siguiendo los procedimientos de la Ley 388 de 1997 y simplemente basarse en una interpretación de la Oficina Asesora de Planeación, desconociendo de plano que esa Oficina solo puede interpretar dentro lo que determina única y exclusivamente el Artículo 102 de la Ley 388 de de 1997 que expresa lo siguiente: Interpretación de las normas. En el ejercicio de sus funciones, los curadores urbanos verificarán la concordancia de los proyectos de parcelación, urbanización, construcción y demás sometidos al trámite de licencias con las normas urbanísticas vigentes. En los casos de ausencias de normas exactamente aplicables a una situación o de contradicciones en la normativa urbanística, la facultad de interpretación corresponderá a las autoridades de planeación, las cuales emitirán sus conceptos mediante circulares que tendrán el carácter de doctrina para la interpretación de casos similares.

Como se aprecia claramente, se mencionan unas facultades vaporosamente a modo de despiste. En nuestro país ha hecho carrera que las dependencia encargadas de la planeación en los municipios y distritos utilicen ladinamente ese artículo para arrebatarles funciones de aprobación del POT a los concejos municipales y distritales.

Pero no pasará nada. Ya hemos entendido que se ha propuesto a como dé lugar modificar el POT para arreglar o enderezar un proyecto que nació torcido.

De lo encontrado en nuestro archivo físico y en disquetes


Revisando papelería vieja encuentro una imagen y un escrito relacionado con el incendio del edificio de la Alcaldía de Bucaramanga, el primero de junio de 2002, durante el gobierno del nunca bien olvidado Néstor Iván Moreno Rojas. Él convenientemente se encontraba por fuera de la ciudad. La imagen, que nos da idea del motivo por el cual hemos sufrido la seguidilla de malos, peores y pésimos alcaldes que ha tenido la ciudad de Bucaramanga en lo que va del Siglo XIX.

Ahora si el texto:

¿Por qué se quemó la Alcaldía?


El Alcalde:
"No sé, no estaba aquí"

El Secretario de Gobierno:
"Es que no hubo empalme"

El Jefe de Bomberos:
"Ahora los bomberos no usamos agua, para apagar el incendio utilizamos veinte mil vasos de leche"

El Secretario de Promoción Social:
"No sabría decir, de pronto es un programa del Cura... "

El cura:
"¿Será un programa de la Primera Dama...?"

La Primera Dama:
"El que firma es el Secretario de Promoción Social"

El Gerente de Aseo:
"Hasta ahora estoy conociendo el cargo"

El Alcalde (e):
"Si bien es cierto que el Concejo sesiona a esas horas, ahora que me acuerdo ellos sesionaron la noche anterior."

La Concejal:
"Es verdad, yo la noche anterior pronuncié un discurso incendiario, pero era defendiendo el alza del impuesto predial."

El Alcalde de Floridablanca en el Área Metropolitana:
"A la ciudadanía le consta que yo no he hecho nada...

El Alcalde de Girón en el Área Metropolitana:
"La Alcaldía de Girón ya se había quemado anteriormente, pero si no estoy mal no fue en ninguna de mis anteriores administraciones".

El Secretario de Salud y del Medio Ambiente:
"Para una obra de esas no se necesita licencia ambiental.

El Gerente de la CDMB:
"Estamos investigando por qué se ejecutan obras sin el correspondiente licenciamiento ambiental".

El Secretario Administrativo:
"Ahora nadie puede decir que nos equivocamos en la reducción de personal"

La Trabajadora Social de Recursos Humanos: 
"¡¡Se me quemaron tres de mis mejores vestidos!!"

El Jefe de Recursos Humanos: 
"No se preocupen por enviar nuevas hojas de vida, no se quemaron"

El Personero en declaraciones en un medio radial (RCN):
"Que me digan el nombre del autor y lo investigo hasta las últimas consecuencias" (Bonita investigación)

El Jefe de Bomberos Voluntarios de Piedecuesta: 
"No nos dejaron conectarnos"

El Jurídico: 
"¿Qué?"

Un Anciano: 
"Me recuerda el turco Circuito"

El de Planeación: 
"No se afectó el Plan de Desarrollo, ya tenemos un cumplimiento del 200 y pico por ciento. Vaso de leche 100%, el maduro, otro 100% y el incendio el pico"

Un Contratista: 
"Lo que pasó fue que los bomberos los trajeron de Bogotá"

La Contralora:
"Se investigarán las consecuencias fiscales del evento".

El Jefe de Prensa:
"Me consta que se apuntó el chorro de los extinguidores hacia el humo".

Un celador:
"Yo si sentí un olor a quemado, pero pensé que era el doctor Samuel quemando otra vez a los senadores Santandereanos".

Un ingenuo:
"Pronto se sabrá qué pasó"

La Secretaria Privada:
"Tomaremos las medidas punitivas pertinentes contra los obreros y empleados que aún quedan."

Un transeúnte:
"Como decía el 'quemado' doctor Horacio: Cuándo el río suena, piedras lleva...  ¡Mamola!"




 

Parece que vamos a seguir el camino de los gringos



Mirando las primeras páginas de algunos de los diarios de Estados Unidos vemos que en los estados en los cuales se había “abierto la economía”, o aliviado los controles a las reuniones de personas, están en proceso de echar su reversazo: Cerrando, bares, peluquerías, restaurantes, playas y similares ante el fuerte aumento de contagios y fallecimientos es esos estados. Por ahí leí un estudio que dice que hoy en día hay EEUU hay 10 veces más infectados que los reportados oficialmente, no porque lo oculten, sino por el alto volumen de casos asintomáticos absolutos que han encontrado con pruebas. Y no es cuento chino, sabemos de un familiar mayor de edad en España que tenía que someterse a un procedimiento y obvio, previamente hacen la prueba del COVID-19, y resultó con anticuerpos, y no tuvo el más mínimo malestar. Una lotería.

De las lecturas de esta época de Cuarentena La Peste de Albert Camus, y Diario del Año de la Peste de Daniel Defoe* se llega a la conclusión que el serhumano es terco para aprender de las experiencias. Las descripciones de lo que sucede y la forma en que reacciona las personas es muy parecida: Las noticias falsas, la desaparición de los augures o adivinos, la proliferación de remedios o antídotos falsos y la bien publicitada muerte prematura de los promotores estas últimas fórmulas mágicas son una constante en esas historias y en la actualidad. Como cosa curiosa en ambos se ve la notoria disyuntiva entre la salud se la gentes y la salud de los negocios.  Para cambiar un poco nos dió por ver una película que nos alejará del pensamiento de la pandemia y preciso, escogimos una muy conocida película de 1975, Tiburón. Esa película que les dañó las vacaciones en el Rodadero a más de uno. Y otra vez la disyuntiva entre salvar vidas cerrando las playas al público o dejarlas abiertas para no perjudicar a los comerciantes que en el pueblito vivián de los turistas en época de vacaciones.

Viendo la situación y las aleatorias estrategias de acá en Bucaramanga y en Colombia (¿Realmente las hay?) mucho me temo que vamos a seguir los pasos de los gringos.

Para muestra un botón

Aparte del problema de movilidad para los vecinos se aprecia que es una medida de poco alcance. ¿Qué porcentaje de negocios de Bucaramanga puede darse el lujo de ocupar el espacio público y obstruir la vía y la circulación a y desde otros negocios y a viviendas, en horas pico? Evidentemente es una estrategia clasista y mediática. Por no hablar del clima de estos meses lluvias y sol, del problema sanitario aparte del COVID-19, la contaminación propia de la ciudad y menos del polvo del Sahara. **

¿Cómo van a controlar la libre circulación de otros ciudadanos, o de la gran cantidad indigentes nacionales o inmigrantes que habitan nuestra ciudad? ¿Con la fuerza públicas o (para) vigilantes particulares?

Y el problema no es tener que reconocer el error y echar reversa en las decisiones el problema aparte del costo para los comerciantes será el cargar en la conciencia (si la tienen), el  haber generado dolor en las familias.

 

Notas:

* En el vínculo de El Diario del año de la peste de wikipedia está el texto en PDF en Español.

** No se entiende el significado de la máscara de marrano que luce una persona en la fotografía de prensa.

 

Toque de queda


Las autoridades de varios municipios de Colombia, han decretado el toque de queda como una forma de colaborar con el aislamiento necesario para combatir la pandemia del COVID-19 que azota actualmente al planeta. Hablando con Claudius en días pasados se acordó de una Canción de Pablus Gallinazo. La canción se originó en la época en que el Presidente Carlos Lleras Restrepo (El Chiquito Lleras, el de los billetes de Cien Mil), decretó un toque de queda nacional para controlar los desordenes ocasionados por el milagroso repunte electoral que impulsó el entonces Ministro de Gobierno “El Tigrillo Noriega” que resultó con el ascenso al poder de Pastrana el de la eterna sonrisa (No confundir con su hijo el Príncipe Autista), bueno la canción se llama La Historia de Pablo. Veremos la Letra y luego el video con la música de la Canción interpretada por el Comandante Pablus.

PABLUS GALLINAZO
Canción. La historia de Pablo.

Esta es la historia de Pablo,
el hombre de la calle,
que se volvió importante por falta de importancia nacional,
es una historia verdadera,
que le ocurre aun cualquiera,
en un país de veras, como el país de usted;

Pablo que por no ser caballo,
jamás tuvo un establo ni pista de carreras para él,
Pablo que como no fue perro,
no tuvo amor ni hueso ni perreras para él,
Pablo como no fue gato,
no tuvo amor ni plato ni techos para él.

Pablo, el tipo de quien hablo,
parado en las vitrinas solía mirar programas de tv,
y en ese país reinaba, -aparte del desorden-,
el señor presidente, el amo de la gente,
de clase dirigente,
de clase displicente, con hombres como Pablo,
el tipo de quien hablo… Y como usted.

Ya dije que parado en las vitrinas,
miraba los programas de rutina,
cuando una voz muy sería y masculina,
el musical de moda interrumpió.

“Les hablará en seguida el Señor presidente de la República:”

Y el himno se escuchó.

Todo el mundo a la casa, lo dijo el presidente.
Y cuál casa si su gente vivió siempre como él,
en el andén…
Problema para Pablo y gente como él,
celosa y respetuosa de la ley,
problema para Pablo y gente como él,
celosa y respetuosa de la ley…

Pablo se dirige a un policía,
le dice que cuál casa, cómo hacía,
para poder la ley obedecer.
el poli que era un pobre uniformado,
le dice que el estado seguramente estaba equivocado,
o casas para todo iba a haber,
sin embargo, se dirige a su teniente,
para que le resuelva urgentemente,
la cosa que ha mandado el presidente,
para poder actuar,
el oficial se queda impresionado,
abraza al policía emocionado,
y para que le den el confirmado
por radio se dirige al general,
se forma la verraca confusión
y llama el general al presidente,
para que le resuelva brevemente,
el caso que,
en oscuras
se quedó…

“Querido general,
¿Se le ha olvidado que el estadio forma parte del Estado?”

Le cuelga y se reanuda la canción…

Le dan a Pablo un palco numerado,
con sombra en el estadio del estado
y muy feliz con techo Pablo sueña
que por primera vez es un señor…

¡Y así como lo oído tal si como lo ve,
se inauguró un sistema de vivienda para usted.

Moraleja y conclusión: Colombia vende ideas y aunque tú no lo creas
acaba por comprarlas Pinochet.

Y ahora la música.