Limpiando las herramientas


Postales BGA

 

Anuncios

Los cardos en la espalda


ipp

Cuentan los veteranos que en las épocas en que aún no habían acabado de encementar la meseta de Bucaramanga, abundaba la maleza en los lotes vacíos y potreros de este poblado con ínfulas de ciudad. Entre todas las especies sobresalían dos, una de ellas encontrada en una zona verde y que aparece en la foto era esta que tenía unas espigas con púas que se adherían a la ropa (también esas pegagosas semillas que llamaban ‘pega-pega’), las espigas que llamaban cardos, era utilizados por los jóvenes como proyectiles para lanzarlas a las espaldas de sus compañeros. Era realmente doloroso tener que quitárselas de la camisa y parte de la piel de la espalda, además de la rasquiña que duraba toda la calurosa tarde. El otro proyectil que ya no se observa por estos lados eran las pepas de higuerilla, también con puntas sobresalientes para hacer más entretenido el voleo de pepas.

Esa vaina del POT no es un juego


POT Game

 

 La frase que titula esta entrada la escuché a un conocido que acababa de asistir a partes del Cabildo abierto del POT. Me recalcó que allí hay muchas cosas comprometidas: las finanzas del municipio, el patrimonio de los Bumangueses, el empleo y en general la economía de a región. Que es un tema demasiado delicado como para dejarlos en manos de insensibles burócratas inexpertos. Y que lo peor es que si “se mete la pata”, la sacada va a durar doce años. Aunque para algunos el Plan de Ordenamiento Territorial será la panacea que solucionará todos los males de Bucaramanga: Los semáforos rotos, las tabernas ruidosas, el caos vehicular, la falta de empleo, la educación ciudadana, la movilidad, la vivienda social, la cultura popular, los ingresos del municipio, el ruido nocturno de cuadra picha, los abusos de la empresas de servicios, el basurero el carrasco, las frecuencias de Metrolínea, la contratación estatal, el calentamiento global, etc, etc, etc.

Dice el amigo que ruega porque el concejo, estudie seriamente el proyecto, pues a su leal saber y entender, si bien es cierto que el POT fijará el camino de la ciudad en los próximos 14 años, lo peor que le podría pasar a Bucaramanga, es que la mandaran por el camino equivocado. Y que él con sus amigos salió extremadamente desilusionado del bendito cabildo abierto sobre el POT, y prometió suministrarnos las estadísticas de este evento.

¿La gráfica? Esta sería la portada del cartucho de juego Atari 2600.

Otro atardecer en Bucaramanga


DSC_2915

Desde la terraza de uno de los nuevos hoteles, al finalizar la tarde se observa una porción de la meseta de Bucaramanga y resaltan dos de las grúas de viaducto de la novena que parecen hacerle venias al denso edificio que se construye en lo que era el terminal del aeropuerto Gómez Niño. Se observa al fondo el cerro Palonegro y el perfil de la torre de control. La gente recuerda hoy en día el cerro por el incómodo aeropuerto y no por la batalla decisiva de la guerra de los mil días.

Ahora, si uno mira hacia el otro costado, observa el deteriorado estadio de atletismo y el vilipendiado “centro interactivo” de Neomundo, y de remate un abusivo uso del espacio público, con propaganda del Centro Comercial, como si ellos hubiesen participado en la ejecución de la obra que nos piensan cobrar por valorización.

IMG-20140306-WA0000