La facultad de arquitectura de la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga encuentra la solución a la caída del sector económico de la construcción en Colombia


De forma conjunta unos amigos de “El Grupo de Estudio de Tímidos Urbanistas Patafísicos de la Meseta de Bucaramanga y de sus Escarpas y Rumbones“, y también de la “Segunda Asociación de Patinadores Beodos de la Meseta de Bucaramanga“, nos han remitido unas fotografías que se me hacen muy oportunas para la época de restricción de la oferta de trabajo para los constructores, ya sean arquitectos o ingenieros, al mismo tiempo que el diseño de modas colombiano se destaca en el exterior, como el traje de Andrea Echeverri en los premios Grammy o el de nuestra Primera Dama en la Casa Blanca por solo nombrar los más recientes del llamado Colombian Style*. Me cuentan que se trata de uno de los ejercicios de Taller Noveno de la facultad de arquitectura de la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga.


Pensé que estaba algo desconectado de la actualidad. Pensaba escribir mi opinión al respecto, pero no estaba de humor. Por lo tanto he decidido mostrar estas fotos en forma de consulta para ilustrarme sobre esa actividad a algunos amigos profesionales y estudiantes de carreras afines a la construcción, cosa que hice igualmente con personas de diversas profesiones.

Estas son las respuestas a mi pregunta, la mayoría en forma de pregunta:

  • ¿Están buscando que los contraten en la Casa de Nariño?
  • ¿De allá salió el vestido de Andrea Echeverri en los premios Grammy?
  • ¿Esos profes son los inventores del Urbanismo táctico?
  • Perdón mano, ¿Quién es el decano?
  • ¿Loco eso es una burla?
  • ¿Contrataron a Hugo Lombardi en la facultad?
  • ¿Se acuerda del cuento infantil ese del El traje nuevo del emperador en el que unos avivatos se burlan del emperador y todo su pueblo diciendo que iban a tejer un traje con una tela tan especial que los bobos no la veían y todos decían verla hasta que un niño gritó: “El emperador está empeloto”.
  • ¿Por esa güevonada a los pobres chinos les toca pagar una matrícula de mas de seis millones de pesos?
  • ¿Buscan un sucesor de Karl Legerfeld?
  • Como chiste es terrible…
  • ¿Ve que la Endogamia Intelectual existe con todos sus problemas?
  • ¿Ve por qué a los ingenieros nos encanta burlarnos de los arquitectos?
  • ¿Usted vio la película ‘El Embajador de la India’ en la que un tipo llega a Neiva y se hace pasar por el embajador y vive un fin de semana a cuerpo de rey a costillas de los arribistas opitas?
  • Algo de eso escuché el año pasado. ¿Serán los mismo que llaman a las materas dizque “contenedores de vida”?
  • ¿O sea que la facultad reconoce que ha fallado en la pedagogía del diseño básico en los ocho semestres anteriores?
  • Eco Moda, luego hablamos pues va a empezar la novela.

Pero la mejor respuesta fue la respuesta que El Conde de Morrorico envió por WhatApps

*Colombian Style

La Administración Municipal de Bucaramanga Enculebrada


Idea_jorge_ivan1

Esta entrada no tiene relación con el anuncio del Alcalde Rodolfo Hernández de acoger al municipio de Bucaramanga a la Ley de quiebra. En casi nueve meses de su mandato no ha habido dos informes sobre la situación financiera que coincidan, por lo tanto somos partidarios de esperar “un tantico”. El asunto de la “enculebrada” pues, no se refiere a las deudas como se les dice en Colombia. Se trata de una historia distinta que se narra a continuación. Escuche o vea acá el anuncio del Alcalde.

Por allá a principios de los años noventa del siglo pasado, el alcalde de Bucaramanga era Alfonso Gómez Gómez, y en la ciudad venía de la administración anterior la intensión de adornar el espacio público con obras de arte. Pero bueno, la apreciación del arte es muy subjetiva. Se venía de una administración que instaló en espacio público un par de esculturas de Negret, una de John Castle, una de Ramírez Villamizar, y ese grupo de Spinoza que se encuentra en el costado sur oriental de la edificación que a muchos nos parece un homenaje a Pac-Man y otras lo llaman “La Mordida y la Mascada”, y otras que no recordamos. El alcalde del momento prefería un arte más figurativo y tradicional. Así pues se realizó un concurso para celebrar otro falso aniversario de Bucaramanga un 22 de diciembre. Falso, pues aunque a los lugareños les han grabado como un tatuaje esa fecha, no hay pruebas que la sustente. El caso es que el concurso tenía como teme las fundadores de Bucaramanga, y había establecido que debía hacer referencia a los  indígenas, a los conquistadores bárbaros conquistadores españoles y las los salvajes iconoclastas religiosos  que desculturizaron a los primeros con ayuda de los segundos.

Dentro de ese enfoque el alcalde, como buen representante de la Academia de Historia de Santander, escogió al jurado con una buena representación de viejitos craquecos miembros de esa entidad. En día de la revisión de la propuesta se recibieron cuatro o cinco, una de ellas, la que ganó era una escultura en bronce con un indígena, un conquistador, y y monje. Por motivos de presupuesto y el costo de fundir el bronce se construyeron a una escala menor de lo que establecen los cánones. Tradicionalmente la altura de la figura humana debe ser mayor o igual a 2,40 metros, y acá escasamente llegó a un metro con setenta centímetros el más alto. Por eso la sabiduría popular bautizó el conjunto como “Los Pitufos”. (En la imagen se observan detrás de la culebra). Otra que recordamos es una colorida maqueta de Orlando Morales, que representaba una manta Guane.

Pero la que más nos impactó era una maqueta pesada de casi un metro cúbico. Era  una representación de la esquina sur occidental del edificio de la alcaldía (antes del nunca bien aclarado incendio en la época del alcalde que llamaban ‘vasito de leche‘ y por el costado se desenroscaba una formidable serpiente  y su cabeza quedaba sobre el andén de la calle 35 y en su boca se veían las piernas con botas de un conquistador español. Era la propuesta del artista bumangués Jorge Iván Arango, el mismo que había realizado el hermoso mural que existe en un costado del centro comercial Cañaveral. Algo parecido al dibujo que acompaña a este entrada del blog. Por supuesto la serpiente no era tan sencilla como la hemos representado, su cabeza parecía una mezcla de cabeza de dragón chino y jaguar maya. Les faltó audacia a los artríticos jurados.

Ya volviendo al presente (agosto de 2016) pensamos que la propuesta era premonitoria del anuncio del señor alcalde , el ingeniero que confunde a Hitler con Einstein. Y que el día de ayer anunció que el municipio se iba a declarar en quiebra, es decir, está enculebrado y sin como poder salir del atolladero.

Una invitación que asusta


Al llegar a la casa de mis padres a una reunión familiar, mi madre está mostrando uno a uno, un sobre negro que le ha llegado a mi anciano padre, al abrirlo…
2015-11-29 20.46.54-1
… nos encontramos con una sorpresa

2015-11-29 20.44.42

Mi madre solicita opiniones a los presentes, acá el resumen:

  • De muy mal gusto.
  • Está buscando que los bumangueses le perdonen los pecados.
  • ¿Qué se puede esperar de un expresidiario condenado por paramilitarismo?
  • Vaina tan cursi, ordinaria y chabacana.
  • Viniendo de quien viene, no me extraña.
  • ¿Cómo tendrá de sucia la hoja de vida que esto es lo único que tiene que mostrar?
  • ¿En la presentación rifarán un viaje al ‘Santísimo”?
  • Parece un sufragio de esos que envían cuando amenazan a alguien.
  • Pero el paramilitar Don Berna dice que fue su hermano, o sea el coronel perdió la gobernación y fuera de eso le quitan el ‘trofeo’.
  • Si la invitación es verdadera, no un fake o broma, es de muy mala presentación.
  • ¿Pensarían que papá era de los “PEPES”? (Perseguidos por Pablo Escobar).

¿Estadista?


Sonrisal

Esto es lo que vemos cuando como alcalde de Bucaramanga elegimos a un personaje con más vocación de farándula que de manejo de la cosa pública.

¿Bendición? Otra cosa pensarán los niños y adultos que por el torrencial aguacero  que no pudieron ver la actuación de Carlos Vives, o los jóvenes que en estos momentos están reuniendo dinero para revivir sus celulares dañados por la lluvia. Y es que acá, al contrario de todo el mundo, los conciertos inician a la hora que se les da la gana a los organizadores (Carlos Vives inició cerca de la una de la mañana). En toros lados fijan un horario estricto por respeto a los vecinos, mientras acá el horario lo fijan los empresarios por una sencilla razón: Solamente inician hasta que se ha vendido suficiente licor, que acá es casi obligatorio. Mientras tanto los artistas sentados entre bambalinas escuchan a los animadores decir que “por problemas en las conexiones aéreas…”.

(Bueno, solo le quedan 98 días para terminar su mandato – o acabar con la ciudad-)