Exagerando la asistencia a una reciente manifestación en Bucaramanga


En estos días estuvimos muy ocupados pensando en la forma de medir la cantidad de asistentes a una manifestación.
Pensando en la Marcha en defensa del Páramo de Santurbán del 6 de octubre. Vimos algunos trinos en las redes sociales. El trino de Jorge Ortiz Prada, (@jorgeor85454163) decía de los asistentes: “Muchos, más de 100.000”

Y Jorge Figueroa Clausen en su cuenta de Twitter era un tris más preciso (@figuerjoda) “101.345 personas”.

En la página web de la Revista semana se hablaba de 50.000 personas.

El asunto parecía algo exagerado, las primeras dos cifras equivalen a un quinto de la población de Bucaramanga. O un décimo de su área metropolitana. O un vigésimo de la población del departamento de Santander. Entonces nos dio por calcular cuanta gente cabe en la Plaza Luis Carlos Galán. Algo que parecía muy jodido, pues medir al lado del Palacio de Justicia y del Centro Administrativo nos haría parecer sospechosos. Si, sospechosos a los ojos de los paranoicos vigilantes y agentes de seguridad que abundan en el sector.

Ahí fue cuando nos acordamos de una herramienta de Google Earth que permite medir sobre las fotografías de satélite. Y así medimos la Plaza Luis Carlos Galán.

El resultado fue de 4.995,26 metros cuadrados que para efectos de nuestro cálculo lo aproximaremos a 5.000 m². Que para las cuentas, el total de asistentes los aproximaremos a cien mil para los Jorges y a cincuenta mil para Semana. Al dividir 100.000 personas entre 5.000 metros cuadrados obtenemos una densidad de 20 personas por metro cuadrado.
Y al dividir 50.000 personas entre 5.000 metros cuadrados nos resultan 10 personas por metro cuadrado. En comparación la densidad en un ascensor según la “Biblia” de los estudiantes de arquitectura es de 6 personas por metro cuadrado.

Y eso sin caminar ni zangolotearse. Una densidad más alta que la del camarote de “Una Noche en la Opera”, en la película de los Hermanos Marx.


Esas densidades ni en Metrolínea cuando el pasaje era gratis…
Bueno, dirán que todos estaban en la calle 36. Para eso recordamos un artículo sobre el tema en El País de España. (Ver el artículo). En resumen, en él luego de varios conteos con drones les sale una densidad máxima de dos personas por metro cuadrado en manifestaciones. Por eso medimos una cuadra de la Calle 36.

Los cuales aproximamos a 880 metros cuadrados, lo que daría una ocupación de 1.600 personas por cuadra. Se necesitaría una marcha de 62 cuadras, bien apretaditos para completar los más de cien mil. O 126 cuadras si van desfilando o marchando.

Y que conste que estamos por la defensa del Páramo de Santurbán. Desde pequeños no hemos entendido esa fijación y fetichismo ancestral por el oro. Ni pulseras, ni medallas, ni anillos ni dientes de oro.
Solamente que nos gustan los cálculos y nos divierte que se hable tanta chicuca.

Los nuevos cepos


El “Abad de de la Meseta de Bucaramagna” nos envía estas fotografías. Dice que las tomó una noche de Luna llena. Y que había quedado con la duda, si se trataba de propaganda a los cepos que hacía alguien que estaba mal estacionado. Y no, son los nuevos cepos.

Que les “afrijolan”a los automóviles mal estacionados y luego les dan el “beneficio” de la multa. Nos dicen que son provisionales mientras compran suficientes inmovilizadores, (nombre técnico de esos aparatos). Pues los cepos nos recuerdan ese sistema de escarnio y castigo que hasta principios del siglo XIX se utilizó en esta ciudad.

 

Bucaramanga, intenta ser colonia de Antioquia Federal


Ese pensamiento no es solamente por la cantidad de  negocios de mercancía de pacotilla llamados “Los Paisas”, ni por la muchedumbre de santandereanos intentando expresarse como matones antioqueños de épocas pasadas. No, no solamente por eso. También por la pequeñez mental de nuestros dirigentes que creen que la  gente de por estos lados no sirve para nada.

Dos ejemplos: Uno, la Alcaldía de Bucaramanga realiza contratación millonaria contratación

¿Para qué? Para aunar “ESFUERXOS” para formular el Plan Maestro de Espacio Público. Bueno solo queda esperar que en el diseño del plan tengan más cuidado que en la ortografía del contrato.

Dos, la UIS contrata al arquitecto Mazzanti para remodelar la facultad de salud. Como nos cuenta Alejandro Ordóñez (El que no quema libros).

Bueno, parecen que creen que es mejor que la embarren los de afuera. O están ayudando al pleno empleo en Medellín.

    ʘ͜͡ʘ    ʘ͜͡ʘ    ʘ͜͡ʘ    ʘ͜͡ʘ    ʘ͜͡ʘ    ʘ͜͡ʘ

¿Cuál fue la inocentada del 2014 en Bucaramanga?


Dos noticias en la prensa local, el 28 de diciembre, el tradicional Día de Inocentes, que se celebra por estos lados haciendo chanzas, bromas y la prensa publicando noticias increíbles para tramar a los crédulos inocentes. Nos ponemos a revisar cuál de las dos es la broma o si lo son ambas.
La primera habla de entregar las obras para diciembre del año entrante, incluso las que aún no han empezado.

LA_Meta

La segunda de la intención de construir 4.000 viviendas para clase media en Bucaramanga.

4mil

Un análisis sencillo (una regla de tres de primaria) nos hace descartar la primera opción por ser absolutamente inviable, luego esa es la broma. Pues si para construir el viaducto la novena se gastaron cinco años y una inmensa cantidad de dinero incluidos los sobrecostos y aún no lo han terminado, ya que faltan los accesos, para construir un viaducto paralelo al García Cadena y sus accesos, incluidas las obras de Metrolínea es imposible terminarlo en un año. Esa es la inocentada.

Por otra parte, vale la pena analizar la restante propuesta, que tampoco es una pera en dulce. Veamos los números.

El proyecto plantea la construcción de 4,000 Viviendas en un lote de 114,168 m², es decir  en 11.41 Hectáreas.

Lo que resulta en una densidad de 350 viviendas por hectárea

Si se calcula una población promedio de 3.5 personas por vivienda

Se tiene que el proyecto albergará a 14,000 habitantes aproximadamente. Lo cual es una población mayor que muchos municipios de Santander.

La densidad de población sería de 1.227 habitantes por hectárea.

En cuanto a espacio público si se considera el índice de 15 m² de espacio público por habitante el proyecto tendría que dejar 210.000 m² de espacio público, una superficie equivalente a casi el doble que el lote original. (Imposible de pura imposibilidad).

El alcalde anunció que en el proyecto se propone dejar 21.000 m² de espacio público

Lo que resultaría en un índice de 1.50 m² de espacio público por habitante.

 Lo interesante es que en la memoria justificativa del POT de Segunda (de)Generación se afirma lo siguiente:

espaciopúblicosattomas

 

Así la propuesta indica que el espacio público por habitante estará muy por debajo de lo que detectó el estudio del POT y que sirvió para inventarse un impuesto disfrazado denominado Contribución para el espacio público, del cual obviamente está exento este tipo de proyectos.

Por otra parte se debe tener en cuenta que el proyecto coincidencialmente no toca los terrenos de la suegra de la gerente del Invisbu, la exdiputada Dominguez. En todo caso ya aún antes de sacar a la luz el proyecto había terceras personas comprando “a precio de huevo”, los terrenos. Por ello no es extraño que existan quienes piensen que ya está decidido quien se va a ganar el contrato de la construcción (y quienes se ganarán esta plusvalía).

Este inmenso negocio venía planteado desde la formulación del POT por allá en el 2011. La idea aparente es desarrollar proyectos de renovación en los barrios en donde viven personas de bajos recursos. Se debía endurecer las normas para estos barrios para así abaratar el valor del suelo, y aumentar la rentabilidad del proyecto. En otras palabras, sacar del territorio a los pobres, que “son tan estorbosos” y llevar allí a otros habitantes pues, ¡para qué invertir tanto en renovación para personas que no tienen como pagar”.

¡Ah, nuestro Alcalde Social! Él si sabe de Gentrificación.

Eso es demostrable fácilmente, basta comparar las normas de edificabilidad de Cabecera y del Sector de Comuneros (o La Concordia, o Ricaurte).

Veamos primero a Cabecera

cabce_2APL

Las normas de edificabilidad del sector denominado 2-A (en gris), es la que se observa en el cuadro siguiente:

edifCab2a

El frente mínimo para construir más de tres pisos -indicado en rojo-es de 12 metros.

Mientras tanto en el sector Comuneros para un sector igualmente denominado 2-A (lo que aparentemente indica igual tratamiento o conjunto de normas) según el plano.

comunepl 2a

Es algo distinto. Para poder construir más de 3 pisos se requiere un lote con frente de 41 metros. Ver recuadro en rojo.

comuneedificuadro

No había visto nada más equitativo en esta Patria Boba. Dirán esas tecnócratas que asesoran al “alcalde social” ¿Quién los manda a ser pobres?”

Bueno, y lo que en el POT le hicieron al barrio la Concordia es aún más infame, pero esa es una historia para otro día.