De lo encontrado en nuestro archivo físico y en disquetes


Revisando papelería vieja encuentro una imagen y un escrito relacionado con el incendio del edificio de la Alcaldía de Bucaramanga, el primero de junio de 2002, durante el gobierno del nunca bien olvidado Néstor Iván Moreno Rojas. Él convenientemente se encontraba por fuera de la ciudad. La imagen, que nos da idea del motivo por el cual hemos sufrido la seguidilla de malos, peores y pésimos alcaldes que ha tenido la ciudad de Bucaramanga en lo que va del Siglo XIX.

Ahora si el texto:

¿Por qué se quemó la Alcaldía?


El Alcalde:
"No sé, no estaba aquí"

El Secretario de Gobierno:
"Es que no hubo empalme"

El Jefe de Bomberos:
"Ahora los bomberos no usamos agua, para apagar el incendio utilizamos veinte mil vasos de leche"

El Secretario de Promoción Social:
"No sabría decir, de pronto es un programa del Cura... "

El cura:
"¿Será un programa de la Primera Dama...?"

La Primera Dama:
"El que firma es el Secretario de Promoción Social"

El Gerente de Aseo:
"Hasta ahora estoy conociendo el cargo"

El Alcalde (e):
"Si bien es cierto que el Concejo sesiona a esas horas, ahora que me acuerdo ellos sesionaron la noche anterior."

La Concejal:
"Es verdad, yo la noche anterior pronuncié un discurso incendiario, pero era defendiendo el alza del impuesto predial."

El Alcalde de Floridablanca en el Área Metropolitana:
"A la ciudadanía le consta que yo no he hecho nada...

El Alcalde de Girón en el Área Metropolitana:
"La Alcaldía de Girón ya se había quemado anteriormente, pero si no estoy mal no fue en ninguna de mis anteriores administraciones".

El Secretario de Salud y del Medio Ambiente:
"Para una obra de esas no se necesita licencia ambiental.

El Gerente de la CDMB:
"Estamos investigando por qué se ejecutan obras sin el correspondiente licenciamiento ambiental".

El Secretario Administrativo:
"Ahora nadie puede decir que nos equivocamos en la reducción de personal"

La Trabajadora Social de Recursos Humanos: 
"¡¡Se me quemaron tres de mis mejores vestidos!!"

El Jefe de Recursos Humanos: 
"No se preocupen por enviar nuevas hojas de vida, no se quemaron"

El Personero en declaraciones en un medio radial (RCN):
"Que me digan el nombre del autor y lo investigo hasta las últimas consecuencias" (Bonita investigación)

El Jefe de Bomberos Voluntarios de Piedecuesta: 
"No nos dejaron conectarnos"

El Jurídico: 
"¿Qué?"

Un Anciano: 
"Me recuerda el turco Circuito"

El de Planeación: 
"No se afectó el Plan de Desarrollo, ya tenemos un cumplimiento del 200 y pico por ciento. Vaso de leche 100%, el maduro, otro 100% y el incendio el pico"

Un Contratista: 
"Lo que pasó fue que los bomberos los trajeron de Bogotá"

La Contralora:
"Se investigarán las consecuencias fiscales del evento".

El Jefe de Prensa:
"Me consta que se apuntó el chorro de los extinguidores hacia el humo".

Un celador:
"Yo si sentí un olor a quemado, pero pensé que era el doctor Samuel quemando otra vez a los senadores Santandereanos".

Un ingenuo:
"Pronto se sabrá qué pasó"

La Secretaria Privada:
"Tomaremos las medidas punitivas pertinentes contra los obreros y empleados que aún quedan."

Un transeúnte:
"Como decía el 'quemado' doctor Horacio: Cuándo el río suena, piedras lleva...  ¡Mamola!"