Con la ciudad no se juega (1)


(Y con sus habitantes menos)

Empezamos una serie de análisis del proyecto de las ciclo rutas de Bucaramanga

Mirando las obras de la ciclo rutas en Bucaramanga y percibiendo el inconformismo de amplios sectores de la comunidad quedamos con la duda si al final del proceso nos vamos a parecer a las carreras de descenso de ciclistas, a Saigón o a Valledupar.

Saigón

Montaña del infierno

Valledupar

Para ello analizaremos quienes son los actores del génesis, formulación e implementación del proyecto proyecto. Por ello nos dio por escarbar en la red, en archivos y por las calles para encontrar una explicación a ese aparentemente inexplicable proyecto. Investigar los diversos actores y sus roles, la fuente de los dineros y sus flujos, los estudios o las carencias de ellos, los principales argumentos a su favor y en contra; en fin todo lo que pueda darnos luces sobre ese proyecto a primera vista bueno pero que tiene a muchos ciudadanos inconformes.

Iniciamos por los actores, Según la página de la alcaldía son los siguientes:

En su orden son:

1. La Oficina de la Bicicleta DTB de la dirección de Tránsito de Bucaramanga,

2. ONU HABITAT (ONUHabitat es el programa de Naciones Unidas que trabaja por un mejor futuro urbano. -¿En serio?)

3. El Área Metropolitana de Bucaramanga.

4. La Alcaldía de Bucaramanga.

5. despacio. (Ver acá) Sobre esta trataremos en la próxima entrada.

Nos pusimos en la tarea de averiguar como proyectan estos actores en el tiempo la evolución de las ciclo rutas, y hemos encontrado algo que nos parece absurdo (como casi todo en ese proyecto).

Por un lado para el año 2025 se espera intervenir un alto porcentaje de vías como se observa en este mapa

Según el Documento la Estrategia de la Bicicleta de los cerca de 20 km de vías intervenidas en el 2019 se pasará a 100 Km en el 2025, casi una de cada cinco vías como se observa en el mapa.

¿Todo para quienes?

Pues toda esa inversión para que solo el 2% de los viajes se realicen en bicicleta.

No queda sino preguntarse ¿Y el resto de los mortales? ¿Y a qué costo?

Por eso desde acá hemos opinado que si bien estamos de acuerdo con que se implementen sistemas y espacios para los ciclistas y especialmente para los peatones, pensamos que el enfoque actual es equivocado, clasista, excluyente y le falta rigor técnico.

Próximamente: Análisis de la parte técnica, de seguridad y “diseño” de la propuesta. Igualmente análisis de las fallas jurídicas del proceso que pueden dar al traste con el proyecto.

Una respuesta a “Con la ciudad no se juega (1)

Los comentarios están cerrados.