Una triste navidad


Es lo que les espera a los miles de refugiados venezolanos regados por todo el continente. Ojalá que cada en la Nochebuena y en la Navidad cada familia de Bucaramanga le de una pequeña alegría a esas familias que tanto lo necesitan.