¡Cuidado abajo!



De pronto cayó el árbol en el parque Solón Wilches. Estaba muerto desde la sequía del Fenómeno del Niño el 2015. Afortunadamente no hubo heridos. Me recuerda lo que dijo el muchachito de la gobernanza en la prensa en estos días por la protesta de los vecinos por el descuido que tienen a la que llaman “La Piel de la Democracia”, (o el espacio público). Dijo que la intervención (poda de ramas y raíces deberá tener permiso del AMB). Imaginamos que para cortar el prado también hay que pedir permiso. Es como pedir permiso para cortase las uñas de manos y pies. ¿Qué habría sucedido si hubiese habido víctimas fatales?

Esa vaina se llama MANTENIMIENTO. Y se debe hacer a las calles, andenes, parques, mobiliario, edificio públicos (Como la sede de bomberos).

Otro ejemplo. En la carrera 26.