Los nuevos cepos


El “Abad de de la Meseta de Bucaramagna” nos envía estas fotografías. Dice que las tomó una noche de Luna llena. Y que había quedado con la duda, si se trataba de propaganda a los cepos que hacía alguien que estaba mal estacionado. Y no, son los nuevos cepos.

Que les “afrijolan”a los automóviles mal estacionados y luego les dan el “beneficio” de la multa. Nos dicen que son provisionales mientras compran suficientes inmovilizadores, (nombre técnico de esos aparatos). Pues los cepos nos recuerdan ese sistema de escarnio y castigo que hasta principios del siglo XIX se utilizó en esta ciudad.