O les sobraron personajes, o más bien…


les quedó pequeño el marco…

Una cartelera que existe en el primer piso de la Alcaldía de Bucaramanga, que más que un homenaje a las personas consideradas “notables” en el terruño, es una muestra palpable de las chambonería que ejecutan los burócratas.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: