Se acaba El Magará


Magará

Nos cuenta Ramiro:

Me acabo de enterar que se va a acabar ese tradicional establecimiento de Bucaramanga llamado “El Magará“. Allí donde nos encontrábamos los viernes a tomar cerveza y hablar cháchara. Es una lástima. Ya se están acabando estos sitios. O mejor dicho ahora todo sucede en “Cuadra picha”. No es lo mismo.

Era el último sobreviviente de esa serie de sitios de tertulia y reunión que funcionaban desde los años sesenta en Bucaramanga. Este empezó por allá en 1967 como una minipista de carros eléctricos que atraía a los muchachos de la época y que con el tiempo quebró. Luego pasó a ser una especie de Drive Inn, con atención a los automóviles que se estacionaban a su alrededor, aunque la mayoría de la clientela prefería usar las mesas externas. Con la ampliación de la Avenida González Valencia, perdió la zona de estacionar, y por ende clientela. Por allí vimos muchas rasca, perras y jumas de muchos personajes que hoy en día se las tiran de muy dignos.

En sus inicios eran unos establecimientos muy “particulares”, había una especie de segregación lógica en esa sociedad pacata, en donde los curas Rojas, Trillos y monseñor Rueda Hernández decidían que podían hacer o no, los Bumangueses. Por ello, en las mesas solamente se veían hombres y las mujeres cuando iban, eso sí acompañadas, no se bajaban de los carros. Hasta que con la llegada de las discotecas los curas perdieron su poder, puesto que no podía intervenir ni espiar.

Ahora pasará probablemente a ser un Oxxo, o algo semejante. Y El Magará quedará en el recuerdo de algunos junto a El Tupac, El Mesón de los Búcaros, La Fuente Dorada, El Bolo Club, El Tupac Amarú, El Nathalie y EL Drive Inn Cachagua, entre otros.

Pues sí, razón tiene Ramiro.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: