La señalización conceptual de Bucaramanga


En estos tiempos de Lógica, Ética y sobretodo Estética en Bucaramanga, me ha dado por ir a misa y caminar. Las caminatas especialmente me resultan reconfortantes y llenas de sorpresas. Y ahora que está de moda en Twitter el parque Solón Wilches, tan vigilado por la prensa y tan abandonado por la municipalidad, me encuentro con esta señalización.

2016-05-15 12.47.04

Junto a un árbol llamado “Bala de Cañón” una señal informativa de zona reservada para minusválidos en una zona que no tiene nada más que ver ni rampa, ni vado, ni sendero, pero eso si inclinada y coronada por un asiento de baqueta. Ojalá se convierta en atracción turística, para que así la prensa y la municipalidad se fijen en el parque y no en sus vecinos, y así se pueda erradicar esa olla de microtráfico, se arreglen los senderos y zonas verdes, se reemplazan los árboles que murieron durante el fenómeno del Niño, reemplazen la tierra que en la administración de Lucho Bohórquez  abonaron con triturado y poden los árboles para que no sean la electrificadora y los elementos los que se encarguen de esa labor.

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: