Prohibido hablar con el conductor


Así rezaba el letrero que estaba en los vehículos de Metrolínea cuando inició operaciones. Las cosas han cambiado. Ya pueden hacer tertulia y llevar pasajeros en el área del conductor.
IMAG0882
Los conductores han vuelto a conducir a trompicones, pues es más divertido ver si se cae algún pasajero. Ya casi no se consiguen sitios en los cuales recargar tarjetas, pues parece que los señores de Tiza son malas pagas. Los buses achacados y no se ve ninguno en buen estado, al fin y al cabo ningún conductor es propietarios del vehículo que conduce. El llamado pomposamente Sistema Integrado de Transporte Masivo, (Risas pregrabadas Ja, ja, ja). No es un sistema, ni está integrado y decirle masivo a algo que mueve algo menos que el 20 % de los viajes es un chiste cruel. Masivo el mototaximo. Si a eso le sumamos los pagos requeridos por orden judicial y los que vienen no le vemos ningún futuro a la empresa. Es una lástima. Y ninguno de los politiqueros que se lucraron de eso pagará un solo centavo. Y aparte de eso se saltan los requisitos para la gerencia de la empresa…

Claro que como dice Juan Carlos primero aceptaría el cargo de capitán del Titanic luego del choque con el iceberg que la gerencia de Metrolínea en estos momentos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: