Del dicho al hecho


hay mucho trecho, dice el popular refrán.

Un ejemplo es lo que se anunció en el Plan de Ordenamiento Territorial de Bucaramanga y otra es la traducción a las propuestas estatales, por ejemplo en lo que resulta el espacio público por habitante en la propuesta de renovación Santo Tomás de la Alcaldía. En los estudios predios del Plan de Ordenamiento se diagnosticó que el Municipio de Bucaramanga tenía un bajo índice de espacio público por habitante. (se puede consultar en la página WEB de la Alcaldía antes de que los borren. Los expertos viendo que era muy difícil alcanzar el valor de la norma nacional hicieron una serie de malabares tecnojurídicos y decidieron aplicar en la normativa que aprobaron un índice algo menor que el establecido por la normatividad. Eso sí fieles al enfoque fiscalista de la administración municipal que fundamentalmente consiste en reemplazar las carencias con impuestos disfrazados, por ejemplo si hay problemas en la movilidad, estos se solucionan imponiendo multas, decidieron colgarle un pago a la construcción, (obvio, exceptuando los proyectos estatales y por aquello de la demagogia, a los sectores urbanos socio económicamente bajos, el 1 y 2, con lo cual se benefician directamente las grandes constructoras que son las pocas que tramitan licencias en estos sectores). Así las cosas los grandes generadores de vivienda en las zonas en donde hay mayor déficit de espacio público resultan sin aportar nada a la ciudad.

Y los resultados saltan a la vista.  Un ejemplo es el proyecto llamado Santo Tomás. Como se ve en la gráfica el resultado de espacio público es peor que lo diagnosticado.

Santo Tomás

Los cálculos se efectuaron pro los autores de este blog basados en la información publicada por Vanguardia Liberal el 28 de diciembre de 2014, según declaraciones del alcalde de Bucaramanga. (Que pensamos en su momento se trataba de una broma del día de los santos inocentes). Vea acá los cálculos y parte de la información.

Este proyecto es un refrito que viene desde el año 2010, y recibió impulso en la administración de Fernando Vargas y su alfil Rodrigo Fernández Fernández . En este vínculo puede observarse el análisis que se realizó en este blog.

Y evidentemente en lo único que no se ha pensado es en los pequeños propietarios y habitantes del sector. Vea acá lo que opinaban en su momento los habitantes del sector.

Si, si pensaron. Por eso los castigaron en la formulación del Plan de Ordenamiento con una normatividad tan fuerte. Para poder construir más de tres pisos es necesario que el lote tenga más de 40 metros de frente, en tanto que en Cabecera o el Prado, basta tener más de 12 metros de frente para poder construir seis o más pisos. (Equitativo el asunto).

Como se muestra a continuación

Sntoto1

Esta es la zona en la cual se piensa ejecutar el proyecto, Dentro del POT, reglamentada la edificabilidad en la Ficha Normativa 10, Sector 2, Subsector -A (La segunda fila luego del color corresponde al índice de ocupación, la tercera al índice de construcción, la cuarta fila a la altura y la quinta a la tipología. -El promedio de frente de los lotes es de 10 metros)

Stoto2

 

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: