El reencauche


Reencauche

Le decían “Huevorio” o “Gonorrio”. El ex alcalde y ex senador, luego de ser derrotado en su última aspiración a senado, decidió lanzarse a un o de los cargos más inútiles de nuestra democracia: Diputado de Asamblea de un Departamento. Como dicen los que saben, “allá no hacen un sieso”. Bueno, esquilman el presupuesto y dan vía libre al Gobernador, con contraprestaciones por supuesto.

Pero eso sí para ir sobre seguro, escogió que lista fuera cerrada y no voto preferente. Inseguro el señor. O seguro de sus malquerientes. Aunque parece que esa fue una de las 8.000 exigencias de Horacio para que el candidato diera vía libre a la aspiración de Ibáñez a la alcaldía y así asegurar la venta del acueducto.

Los demás de la lista solo se pueden calificar de “CANDIDOTES”.

Actualización: Sucedió lo que tenía que suceder, los últimos de la lista no fueron tan pendejos y no trabajaron, como resultado el partido perdió varias curules en la Asamblea Departamental.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: