Este es el resultado de una pésima interventoría


Es algo tristemente chistoso el observar que una vez las administraciones de Bucaramanga y Santander, contrataron la ejecución del “Tercer Carril” e iniciaron las obras, se enteraron que el puente llamado “de Conucos” tenía colgado un gasoducto que los geniales consultores no habían observado al hacer sus “juiciosos estudios”. Eso se refleja en la generación automática de noticias
Mediopuente

Lo mas tierno del cuento es que proponen demoler medio puente y dejar funcionando la otra mitad, y luego cambiar y tumbar el faltante mientras se habilita el tráfico en el sector reconstruido. Bueno, yo creo en la técnica, en la ingeniería y en la física, pero no puedo creer en esos consultores.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: