Las procesiones de Semana Santa por estos tiempos


DSC_2964
Estos son los encargados de la música en la procesión de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en Bucaramanga (más conocida como la Iglesia del Colegio de San Pedro). Una camioneta con equipo de sonido y un instrumentos de esos modernos repletos de música, pero sin músicos. El tipo mueve un dedo y suenan flautas, marcas, timbales, xilófonos, tiples, clavicordios, panderetas, guitarras, guacharacas, trombones, arpas, violines y toda una fabulosa orquesta que haría ponerse verde de la envidia a los antiguos maestros de las bandas de pueblo.

Ya ni para fotografiarlos. Antiguamente y aún en unos de esos alejados pueblos los aficionados a la fotografía se deleitan con esas bandas que tienen algo del encanto y el espíritu de papayeras, en los que no falta el bobo del pueblo cargando pesadamente los atriles y uno que otro pesado aparato. Otra de las cosas que les gustaba a los niños de antaño, según cuenta mi padre, era ir a chupar limón y hacerles muecas (por una supuesta acidez de la fruta), a los músicos de los instrumentos de viento, para dizque hacerlos salivar y perder el compás. A estos de hoy en día ni eso, pues la máquina sigue sonando sin que siquiera la miren. ¡Mejor para las viejas beatas!

Y de la música que interpretan ni hablar. Rondan en la piratería, o en la burla de los derechos de auto, cada vez que paso y escucho en las iglesias católicas que están ejecutando (asesinando) la canción “Hey Jude“, pienso el lo irónico que resulta eso, cuando recuerdo lo que una vez dijo el autor de la canción: “The annoying thing is I have to pay to play some of my own songs. Each time I want to sing ‘Hey Jude’ I have to pay.” (“Lo que molesta es que tengo que pagar para interpretar algunas de mis propias canciones. Cada vez que quiero cantar ‘Hey Jude‘ tengo que pagar.”) Esa vaina esta regulada por las normas de derechos de autor, si uno le cambia la letra a una canción y la interpreta en publico lo pueden acusar de “robo” de derechos de autor, más aun si no se dan públicamente los créditos. Bueno, pero esos es algo que esos “músicos” no saben o si lo saben lo pasan de agache con la anuncia de los curitas.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: