La preguntadera


Me desayuno con una pregunta en la prensa local: Que si, ¿se puede salvar el Sitm? Bueno, hay que aclarar, eso que acá llaman pomposa y cándidamente el Simt (Sistema Integrado de Transporte Masivo), es lo que se conoce como Metrolínea, no es ni un sistema, ni integra modos de transporte y de transporte masivo no tiene sino el nombre pues solo mueve algo así como el 16% de los posibles viajes. Masivo sería el mototaxismo o el transporte irregular o pirata” que llaman, esos si mueven gente.

Preguntadera

Vea la nota de prensa en este vínculo.

El artículo me recuerda una especie de axioma de la prensa: Si el título del artículo es una pregunta, es posible ahorrarse su lectura, pues la respuesta generalmente es no.

Eso me recuerda que en estos días en Google Earth actualizaron en las fotografías de Bucaramanga y su área metropolitana y allí se puede observar lo que es uno de los mayores problemas de Metrolínea, la absurda distribución del recaudo con un irracional porcentaje dedicado a la construcción de la faraónica obra del Portal de Floridablanca. Por eso no les queda plata para la gasolina.

PPQPiña

Un verdadero desperdicio urbano, peor que dejar el estadio Alfonso López para uso exclusivo del Atlético Bucaramanga. Mientras tanto sigo en el convencimiento que la culpa del desastre del Metrolínea tiene dos apellidos: Porras y Narváez.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: