Donde aprenderán


vigilanteAl final de la tarde voy entrando al centro comercial y observo que se acercan varios grupos de muchachos que van a ingresar por la misma entrada en que me encuentro, me llama la atención que el vigilante les hace señas y no deja entrar un grupo de ellos. Es una especie de discriminación social a control remoto. Pues deja pasar a grupos similares, en casi todo menos en el aspecto exterior, básicamente marca de ropa y peinado. Obvio que no es un asunto de identificación social, pues probablemente él vive en el mismo barrio que ellos y sus hijos frecuentan los mismos centros educativos que los muchachos a los cuales impide la entrada el centro comercial.

 Probablemente el uniforme (como sucede con muchos) los hace apartarse de sus orígenes y creerse superiores a sus iguales. Pero bueno, “aunque la mona se vista de seda”…

Y los muchachos me imagino que fueron a la fuente en donde al rato pasará la policía y los verá como sospechosos de alguna vaina y vendrán las requisas y demás caricias con que suelen tratarlos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: