Un temeroso vistazo al futuro


No puedo imaginarme a Bucaramanga con 150 mil aparatos de estos funcionando al tiempo. (Ni el aeromototaxismo, ni el areofleteo, ni el motoneo, ni el ruidajón).

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: