Otra vez será


Escribo este texto la noche del 26 de diciembre de 2011, motivado por las carajadas que se están diciendo sobre el fin del mundo programado para el 21 de diciembre de 2012. Así pues si usted está leyendo esto, no se preocupe, tiene más tiempo.

Claro que cada cual tiene su propio calendario y su propio tamaño de piedra. A propósito ese calendario es de los aztecas y no de los mayas.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: