Para melómanos sordos


A regañadientes me tocó acompañar a unos familiares al nuevo centro comercial. incumpliendo mi promesa de no volver hasta semana santa. Eso fue el sábado pasado. Me dije aprovecho y voy a ese sitio donde venden equipos de sonido y averiguo por algo que me sirva apara cambiar el que tengo ahora que me tiene loco de tanta falladera… Grave error…

El sitio y el horario no es el más adecuado para comprar un equipo de sonido. El ruido es infernal. pues los encargados de demostrar los televisores, equipos de sonidos, computadores y demás atcéteras, confunden volumen con calidad de sonido. Por pura curiosidad saqué mi celular Android y con la aplicación sonómetro medí la intensidad del sonido. ¡Todo el tiempo entre 85 y 95 decibeles! ¡Una barbaridad! Eso en otros lares daría para que las autoridades sanitarias cerraran el negocio.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: