Un par de escandalosos viejos verdes en el Parque San Pío


Eran dos pero hacían ruido como por veinte.