¡Huy Echeverry, como que nos tumbaron!


Sin comentarios se transcribe este texto que llegó por el correo.

Saludos amigos.
La humillación e indignación me invaden y por primera vez en mucho tiempo no soy capaz de pensar en pesca. Hoy, parafraseando la trillada canción digo: ¡Ay, qué avergonzado me siento de ser Colombiano!
Nos robaron miserablemente. No nos dimos cuenta y no contentos con eso, nuestros viles y pusilánimes dirigentes salen sacando pecho a cacarear a los cuatro vientos que fue un triunfo jurídico.
¡VILLANOS MALANDRINES HIDEPUTAS! así con mayúscula y negrilla los llamaría Don Quijote.
Hace muchos años Rubén Dario, poeta nicaraguense (vaya paradójica coincidencia) dijo que Colombia era tierra de leones. ¡Y sí! Mirando los documentales en televisión me doy cuenta que tenía toda la razón y somos igualitos: Los leones pasan su vida durmiendo, acicalándose sus frondosas melenas, rugiendo y botando chorros de babas sin hacer un reverendo culo, mientras esperan que las leonas les traigan la comida que cazaron.
Quiero compartir con ustedes un aparte de “Lecciones de histeria de Colombia”, escrito por Daniel Samper Pizano en 1.993, pero que hoy adquiere un doloroso tinte de actualidad. Habla del robo que nos hizo nuestra hermana república del Perú y sin más carreta le cedo la palabra: “…No había nada que hacer. Siguiendo los límites acordados, a Colombia no le tocaba sino un pedacito del suelo que antes tuvo. Como ha sucedido siempre, Colombia había ganado la guerra y conseguido el aplauso internacional, pero a costa de una monumental tajada de su mapa. Desde entonces, no ha habido triunfo jurídico que no se celebre con una amputación del territorio nacional. La evolución de la cartografía lo demuestra. En 1.771 la jurisdicción de lo que luego sería Colombia se extendía por el noroeste hasta Nicaragua; parte de la costa de los mosquitos que hoy es nicaraguense era colombiana. Por el sur colindaba a lo largo de muchos cientos de kilómetros con el rio Amazonas. En 1.864 ya habían cambiado las cosas. Ahora la frontera sur tenía la amenaza de un amplio trozo que reclamaba Brasil -y que al final fue suyo-, y en la de Venezuela empezaba a surgir ese cuello ortopédico que le apareció después a la península guajira. En 1.890 el departamento del Cauca llegaba hasta el rio amazonas por el sur y hasta el océano Atlántico por el norte. Quince años después, ya Panamá no era colombiano. En 1.934 un nuevo triunfo jurídico nos dejó apenas con un mínimo pie en el Amazonas, y después se restringió aún más la franja guajira. Ahora Nicaragua reclama el archipiélago de San Andrés y Venezuela los islotes de Los Monjes en el Caribe (esos ni siquiera se los robaron, sino que se los regalamos a nuestros nuevos mejores amigos para aún mayor oprobio y confirmación de que Colombia es tierra de leones)Unos pocos triunfos jurídicos más, y Nicaragua llegará hasta Mompos, Venezuela se habrá apoderado de Boyacá y ondeará la bandera del Perú en Villavicencio”.
Como típico consuelo de tontos al cual estamos tan acostumbrados podemos decir: Que se hizo lo que se pudo, aunque no se pudo nada; que es cosa juzgada; que dura lex sed lex; que al fin y al cabo San Andrés nunca me ha gustado, pues mejor me voy para Cancún que es más chic, que nos robaron miles de kilómetros cuadrados de mar territorial, pero que vamos para el mundial. OE, OE, OEEE, OEEE, OEEE. Pero la monstruosidad que permitieron nuestros padres de la patria va a destruir las vidas y bienes de muchos de nuestros compatriotas.
Claro que, como son negritos y pobretones, están bien lejos y no los vemos desde la comodidad de nuestras casas de campo y nuestros automóviles con aire acondicionado, no nos duele mucho la cosa.
A ver qué diríamos si mañana nos llegaran a decir que no podemos volver a la finca porque una corte internacional decidió que ya no era colombiana. De pronto no nos lo tomaríamos tan deportivamente.
Como decían las abuelas: Esa platica ya se perdió, pero podemos hacer algo. Tomar atenta nota de los miserables gobernantes que lo permitieron por acción u omisión y no volver a votar jamás por ellos. Y si nos los encontramos, por lo menos arrearles la madre, mirarlos feo y escupirles su vil jeta, pues de sobra se lo merecen.
Y no jodo más porque ya va a comenzar cualquiera de los realities con los que nos embrutecen mientras nos desbaratan el pais. Eso sí que es importante
Buena Suerte y Buena Pesca

Hasta aquí el mensaje…

4 comentarios

  1. Anónimo

    Y Uribe tan campante y gozando todavía de la admiración de muchos, a pesar de haberle destapado ya tantas inmoralidades y vagabunderías. El presidente más corrupto de Colombia

    Me gusta

    • Calmer Colombia

      Viva Uribe y mueran los malos gobiernos. Hace no menos de 25 años oía en una gran Conferencia de Juristas el peligro por las ansias de Nicaragua y otros paises, pero que Colombia tenía su séquito de abogados defendiéndola en las diferentes instancias. Pero no era séquito, sino que casi nos dejan sequitos, sin océano Atlántico. No era Presidente Uribe. Si lo hubiéramos tenido, no habría guerrilla narcotraficante, paracos, ni quejosos al ver que las F.A.R.C están sufriendo los estragos que el “ventarrón Uribe les causó”. Eso es lo que hacen las F.A.R.C. en sus acuerdos internacionales por alojarlos e instruirlos. i tenemos que reconstruir La Patria, esperamos que Uribe esté listo.

      Me gusta

      • Por lo visto estás en otro país, pues es requetesabido que Uribe se distinguió por nombrar en cargos diplomáticos a “buenos muchachos” por ejemplo a Carlos Moreno de Caro, Edgard Perea, Embajadores en Suráfrica; Jorge Visbal, en Perú; Jorge Noriega en el consulado de Milán y el General Santoyo como agregado militar en Italia. Y algunos más con problemas con la justicia como Salvador Arana, exembajador en Chile, Juan José Chaux, exembajador en República Dominicana; César Mauricio Velásquez, exembajador en el Vaticano; el general (r) Mario Montoya, exembajador en República Dominicana y Sabas Pretelt, exembajador en Italia. ¿Más?

        Me gusta

  2. Anónimo

    Y que decir de la canciller estrella del Gobierno Santos: 1.- Donde hay hombres hay prostitución. 2.- EL caso con Nicaragua quedará en una solución salomónica. 3.- Los grandes Juristas internacionales que este gobierno mandó a la Haya. que de que. Y que hace el gobierno actual que no ha desconocido el fallo de la haya. Como les parece del alto tribunal internacional de la JUSTICIA. sERÁ QUE SON OMINIPOTENTES Y NO SE PUEDEN EQUIVOCAR.

    Me gusta

A %d blogueros les gusta esto: