¡El futuro ya!


Esta fotografía me recuerda esas apocalípticas películas ambientadas en un supuesto futuro en el cual las máquinas se han rebelado y combaten a la humanidad.

Bueno, parecida la vaina. Se trata de la invasión de motocicletas (y motociclistas) que ha sufrido el área metropolitana de Bucaramanga. Es un estacionamiento informal en las afueras de unos de los centro comerciales de Floridablanca. La venganza amarilla las llaman. Dicen que hay tantas que dan hasta para (sos)tener un pasquín que todo los días reseña uno o más accidentes mortales. Eso sí, con una absoluta falta de sensibilidad y respeto por los accidentados y sus familiares.

Pero no nos preocupemos ahora, el futuro va a ser peor…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: