¿Y de Metrolínea qué?


Fotografía © Ignacio Pérez C.

Realmente no extrañó a nadie que se hubiese planificado la entrada en funcionamiento de dos nuevas rutas de Metrolínea el día sábado coincidiendo con el monumental trancón y los múltiples atascos que se generaron por el bendito “Carnaval”. Y eso que sus organizadores habían dicho que eso estaría controlado. (Vea el Video de las Promesas). Cuando en realidad un cierre de vías de esas dimensiones, hace imposible movilizarse por cualquier medio, hasta a pie. Y en cierto sentido entendible que tanta gente vaya a esas caravanas, pues con los precios de Cenfer…

Bueno, aparte de ese “detallito”, las dos y media rutas nuevas funcionaron a los trancazos. Primero que todo no hubo información adecuada sobre el recorrido y las paradas de cada una de ellas. Por eso se les veía pasar desocupados con su paciente y aburrido conductor tratando de parar en donde les hicieran señas, al menos la de la calle 36, que por cierto está convertida en una vía de dos calzadas cada una de un carril, pues entre los vendedores ambulantes, los camiones que descargan electrodomésticos y colchones y los infaltables carros oficiales en la Lotería, pues no hay forma de circular. A eso súmele la falta de coordinación de los semáforos de las carreras 17 y 22, más el simple hecho de enviar todo el tráfico de la 27 por las calles paralelas. Qué se puede pensar de los taxis parados en la 33 en plena parada de buses esperando pasajeros. ¿Será que a alguien se le ocurre pintar esas líneas blancas en el piso en las paradas de las nuevas rutas? No debe ser muy costoso.

Otro punto interesante se refiere a las vías escogidas para los buses padrones, con las vías estrechas de esta comarca los conductores deben hacer milagros para circular, baste el ejemplo de una vía en la Ciudadela, en Intimarca, allí el vehículo P10 debe hacer un giro de más de 270 grados. Obvio, al hacerlo tapona dos vías. O el P9 al terminar la ruta por la 105 a tomar la carrera 29 (¿O 28?). Y qué decir de tener que serpentear por el costado de la Plaza Satélite del Sur entre coteros y camiones descargando.

Ahora, hay que abonarle a quién sabe quién, haberse atrevido a pensar en contra de los estudios originales (dizque de la UIS), y tomar la sabia decisión de planear rutas de oriente a occidente. No sé por qué pero algo me dice que pronto implementarán rutas en la la Joya y Campohermoso. Allí también vive gente. Y de pronto al haber acabado el embeleco del Cablelínea, se les ocurre conectar la comuna 14 con la Quebradaseca, pero de pronto es mucho pedir.

¿Y los señores del tránsito? Me imagino que en la Feria… Mientras tanto voy a comprar el disco Palallel Lines de Blondie para regalárselo al la Gerente del Área Metropolitana: Paralelismo en el transporte y paralelismo en lo ambiental. Estamos desconsolados… Como siempre habrá que esperar.

Nota: Tenga en cuenta que la imagen tiene Copyright. Por lo demás como este blog se publica bajo una licencia de Creative Commons puede hacer con el contenido lo que quiera, (menos plata) siempre y cuando cite la fuente.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: