Convenciendo al amigo


No he podido sacar a Álvaro de su equivocación. Me dice que van a construir vivienda para agentes secretos, que no espera la vivienda gratis, que la información la sacó de una publicación inmobiliara, y que va a adquirir una vivienda de las que anuncian como para el Temible Operario del Recontraespionaje Maxwell Smart. El pobre Álvaro está absolutamente convencido.

Bueno, allá él si se equivoca, eso le pasa por creer en los eufemismos de los publicistas de Rodolfo. Además para qué se preocupa si está también convencido que en este año se acaba el mundo.