Apareció el disco chino


Luego de escuchar en muchas charlas referencias sobre un disco chino, al fin apareció. Y obvio con la curiosidad de todos quienes lo lo habían escuchado. Era un disco de la época de la Revolución Cultural China, que llegó a la casa dentro de una revista de China Reconstruye, eran épocas en las que mientras en Europa y Estados Unidos la juventud andaba embobada con el movimiento Hippie, en China los jóvenes andaban conformando ese movimiento llamado de los Guardias Rojos. Y la República Popular China enviaba sus revistas y los ejemplares del Libro Rojo de Mao, impreso en finísimo papel de arroz, (que les servía a los Hippies de acá para armar sus ‘cosos’), en entre todo estaba en famoso disco.

Luego de andar perdido en muchos trasteos, hubo que buscar un tocadiscos, lo que hoy en día es un artículo de lujo,, y un disco sobre el cual apoyar el disco rojo de Mao. Imposible traducir lo escrito, pero algunos recuerdan que se trataba de la Ópera de Pekín, y uno de los temas se llamaba “El Odio Germinará en mi Corazón”.

Luego de escuchar esa extraña cacofonía tan lejana de lo que acostumbran a escuchar nuestros maltratados oídos, de tanto vallenato dulzón, llegamos a la conclusión unánime que comparado estos gritos con los berridos de Yoko Ono, está última es una suave y delicada cantante lírica.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: