El problema no se arregla con carburo


El problema de la comuna 14…

… no se arregla solamente con carburo…

El asunto no es de decoración, ( a propósito los plásticos negros no son decorativos, son para redirigir las escorrentías que generan derrumbes o aludes los ahora llaman pomposamente “fenómenos de remoción en masa“). No se trata de maquillar los problemas, ni de plantear soluciones que pasen de largo, como el cablelínea de don Fernando. Los problemas son múltiples y las soluciones no son nuevas. Muchas ciudades han atacado el problema desde ángulos diferentes. No hay que inventar nada.

Claro que tampoco hay que seguir la estrategia que se ha planteado en la revisión del POT: La del Avestruz (ignorarla). Tanto que se ha hablado y no existe un sólo estudio de vulnerabilidad y riesgo del sector. Así no se puede dimensionar el problema. No se puede decir simplemente que hay 187 mil y pico de personas en riesgo. Eso se debe caracterizar, determinar qué se puede mitigar y qué definitivamente se debe trasladar, pues no se puede pretender trasladar dos quintas partes de la población.

Hay soluciones novedosas de movilidad como en Medellín, o en Río de Janeiro. Van una imágenes de 1995 de esta última ciudad. Como dice el vecino: Ya casi todo está inventado…

Movilidad, manejo de escorrentías y arreglo de espacio público.

Movilidad, manejo de basuras, control de aguas lluvias y cultura ciudadana.

Servicios públicos, mejoramiento de vivienda, arborización, creación de espacios comunitarios en áreas residuales y generación de nuevas áreas, estabilización de taludes, reordenamiento urbano.

Como parece insinuar esta imagen, para entender el problema hay que acercarse a él, a escala humana, pues desde los escritorios se pierde la perpectiva…

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: