Lo que faltaba, patentar la salud


En la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos se está decidiendo el pleito entre Mayo y Prometheus, un caso que se refiere a si los procedimientos médicos para la dosificación de un medicamento puede ser objeto de patente. Si la Corte determina a favor de la patentabilidad de la dosificación de fármacos y otros procedimientos médicos comunes, eventualmente se convertiría a los médicos responsables en infractores de patentes sólo por el hecho de practicar la medicina. Lo que es peor, a juzgar por las audiencias previas, los jueces están listos y dispuestos a hacer que esta idea chiflada se convierta en un nuevo estándar para las patentes.

 

Esos abogados leguleyos de patentes son la mierda. No demorarán en pretender patentar las puestas de sol, los suspiros, los sustantivos, los nombres, el hipo, la tos, las miradas de amor, el color de los ojos, los peinados y hasta la forma de defecar…

Ver mas en Link

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: