El regalo de Rodrigo (un Diamante congelado)


Puede sonar algo enredado el título de esta entrada, pero es algo de actualidad. Y una noticia que entiendo a medias. Antes de continuar una gráfica.
Corresponde a un imagen de satélite de Google, tomada según reza el texto este año. Y en la imagen hemos resaltado un sector del Barrio Diamante II de Bucaramanga. ¿Y qué tiene de especial este sector? Nada del otro mundo, aparte de un trazado urbano radial-circular. Algo un poquito raro para las mentes cuadriculadas de nuestros urbanistas locales formadas en los retazos de pueblos de monótono trazo rectangular que nos dejaron las Leyes de Indias. Y lo que lo ha vuelto a la actualidad es nada menos que el anuncio que hizo el Jefe o Secretario de Planeación* mediante anuncio de prensa el viernes anterior. Se pregona una “lista indicativa de candidatos para bienes de interés cultural”, para así determinarlos como predios de preservación. A continuación el anuncio. (Puede descargarlo -‘listanegra.jpg’- o hacer click en él para agrandarlo).

Y termina el aviso informado que los interesados y “beneficiados” pueden ir los martes de 9 a 12 a la alcaldía para “presentar las observaciones y recomendaciones” (!JA¡ Si son tan receptivos como con el procedimiento del POT…). Pero está bien que se cuide y proteja el patrimonio. Y aunque uno pueda estar un poco en desacuerdo a la forma como los “señoritos de planeación” seleccionan predios para incluir en patrimonio o para anexar al perímetro urbano, o declararlos áreas de expansión, o pasarlos de zona verde a uso múltiple, pasar de suelo rural a suelos suburbanos, hay que aceptar la sabiduría que genera la comodidad de los puestos públicos.

Mirando el listado me llama la atención que les haya llamado la atención a nivel urbano los trazos de radiales y circulares como Bolarquí, Sotomayor y el recién ascendido de clase Diamante II. Me parece discriminatorio que no se hubiera considerado trazados urbanos orgánicos como en Miraflores, Transición o Villa Mercedes.

Eso medio lo entiendo. Lo que si ni pu’el p*tas entiendo es lo inoportuno del anuncio. ¿El alcalde estará enterado? ¿Para los funcionarios valen menos los ciudadanos de Diamante II que los propietarios de San Andresito del Centro? Y el interrogante más grande: ¿Ese anuncio preelectoral no se podría interpretar como una participación indirecta en política del funcionario a favor de la candidata a alcaldesa?

*(título que realmente depende de la interpretación que harán las entidades competentes del Decreto Ley 785 de 2005)

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: