Obras son rumores y no buenas razones


Caminando por una de las avenidas de la Bucaramanga José encontró un par de periódicos tirados en la calle. Lo que no es raro en esta ciudad, a la que sus gobernantes poco a poco han venido descuidando por andar pensando en dizque internacionalizando, y más aún cuando en pocos días no tendrá un sitio para la disposición final de basuras, lo que me recuerda el cuento de la señora que mandó a clausurar el sanitario de la casa para evitar los malos olores.

Y volviendo a José, resulta que me cuenta que se puso a leer los pedazos de periódicos de las semanas anteriores y quedó aterrado, pues encontró un par de noticias que muchos han pasado por alto. Se refieren a un par de Mega Obras del nunca bien olvidado ex alcalde Fernando Vargas: El Mega Viaducto de la Novena y la Megarepresa de Bucaramanga. Y me dejó preocupado. Se publican a continuación los extractos.

 

El primero de un retazo de Vanguardia Liberal.

 

Pareciera que sin respuesta definitiva ha vuelto a considerarse en Bogotá el controvertido asunto de las Minas de Oro del Santurbán. El señor Ministro Carlos Rodado Noriega se refiere además en aviso de prensa a “actividades irregulares” en la construcción del proyecto denominado “Regulación Río Tona-Embalse de Bucaramanga” que desde luego algo o mucho tiene que ver con las propuestas de explotación mineral. Solo falta que en los dos páramos santandereanos concurran suelos volcánicos como en el “Nevado del Ruiz” generador de electricidad y de consecuenciales contrataciones. (Ramiro Blanco Suárez).

El segundo de un pedazo de El Frente

Con todo respeto por el Alcalde Héctor Moreno Galvis, acá le dejo estas preguntas esperando que las responda su famoso secretario de Infraestructura, Álvaro Ramírez. ¿Por qué no se le consultó al Ingeniero Alfredo Santander de los cambios en la obra, que ejecuta una compañía MEXICANA, siendo el responsable de los diseños originales? ¿Quién aceptó los cambios en la cimentación proyectada en Caissons, porque finalmente es sobre pilotes?

¿Acaso fueron la  interventoría y la administración municipal? Recuerde que sobre pilotes, el impacto ambiental es más agresivo. ¿Cómo se acepta un nuevo diseño que trae consigo un aumento en los costos del proyecto? ¿Quién autorizó el cambio de diseño y el precio de un contrato a precio global? ¿Fueron la interventoría con los famosos asesores jurídicos? El sobrecosto será de por lo menos de $20.000 millones de pesos, según lo aseguran los interventores. ¿De dónde saldrán estos recursos?… Y para no alargarme le dejo esta pepota sobre los costos hasta el momento de los contratos: según SECOP, el primero es terminado anormalmente, después de convocado, por $91.848.895.773…. el segundo es celebrado por $96.174.285.373…. Pacheco “quiere cacao”. Perdón, me queda una pregunta: ¿Cuál será el valor real y definitivo de esta espectacular obra? Ahí se las dejo doctor Héctor Moreno…. recuerde la historia de nuestro ex alcalde Fernando Vargas.(Pepazos)

Pues tocará investigar.

Anuncios

2 comentarios

  1. Anónimo

    y eso no es todo. ni siguiera han negociado las viviendas afectadas por la construccion de dicho viaducto

    Me gusta

Trackbacks

  1. Enlaces yuriesféricos del 17/10/2011 | La Yuriesfera
A %d blogueros les gusta esto: