El de la globalización


Eso de la Bucaramanga Global quedó en puros globos de aire: Nada.

Más aún según la información que publica la prensa

En la plenaria del Concejo que se cumplió el pasado viernes, se conoció la denuncia del Concejal de Cambio Radical Edgar Suárez Gutiérrez, quien afirmó que la alcaldía pudo incurrir en una presunta ilegalidad en los Acuerdo Municipales sancionados durante todo el gobierno del alcalde Fernando Vargas Mendoza.

El corporado basa su afirmación en el hecho que “el articulo 305 numeral 10 de la Constitución Política, que establece entre las atribuciones del Gobernador, revisar los Actos Administrativos de los Concejos Municipales y de los Alcaldes, por motivo de inconstitucionalidad o ilegalidad”; así mismo, “la Ley 136 de 1994 en su artículo 91, establece dentro de las funciones de los Alcaldes, enviar al Gobernador dentro de los 5 días siguientes a su sanción o expedición los Acuerdos Municipales aprobados, para ejercer el control de legalidad y constitucionalidad de dichos acuerdos”.

En tal sentido, para el cabildante dicha función nunca se cumplió, lo que significa que los 57 Acuerdos aprobados en 2008, los 106 sancionados en 2009, los 77 Acuerdos aprobados en el 2010 y 22 que se han sancionado este año, “fueron remitidos por el Alcalde de Bucaramanga, tan sólo hasta el 2 de mayo de 2011*, es decir, tres años y cuatro meses después de iniciar su período constitucional”.

Suárez asegura que “debió hacerlo cinco días después de sancionar cada uno de los acuerdos, omitiendo sus funciones constitucionales y legales, al no permitir dicho control por parte del señor Gobernador”.

Según esto todo lo hecho por nuestro alcalde es nulo. (quien no sé cuál cuento infantil me recuerda, si a ‘El flautista de Hamelín, o al Traje nuevo del Emperador, o al Pastorcito mentiroso o a Alí Babá y los 40″). Y la lluvia de demandas va a estar entretenida.

* Nota: La fecha coincide con la búsqueda de documentación para ‘apagar incendios’ pues para esa época ya la entidades de control, estaban averiguando fechas, documentos y etcéteras de esa Alcaldía que como dicen algunos “anda manga por hombro”. Una edificación repleta de contratistas u órdenes de prestación de servicios de gente que no sabe sino escasamente cobrar el sueldo.

Pero si, estamos felices con esa “globalización.”

Vea completa la información de prensa en este vínculo

Anuncios