Un sistema dinámico


Se dice que Metrolínea es un sistema de transporte dinámico. Por los cambios de los planos de las rutas juzguen ustedes.

Así lo anunciaban en el 2006.

En el 2008 apareció este mapa con los nombres de las estaciones. Eso de la toponimia de las estaciones daría como para una extensa entrada al blog.

En agosto del 2009 se pensaba en estas rutas. Con dos puntos de acceso de buses alimentadores.

Para enero del 2010 se había cambiado la denominación de  alimentadores a pretroncales. Al no estar en funcionamiento el Portal de Floridablanca, se fija el punto de acceso de la pretroncal P3 en Cañaveral.

En febrero del 2010, cuando empezó a funcionar de forma gratuita el sistema, se repartieron miles de volantes con este mapa de rutas, ya se señalaban las paradas y las rutas pretroncales P1 y P2 hacían un rizo en la parte norte. Inician La T1 y la P3. La Troncal T2 se utilizó en las primeras semanas para descongestionar el sistema, utilizaba el anti técnico retorno de Provenza, esta ruta tempranamente se eliminó.

Para marzo del 2010 desaparece la pretroncal P1, hasta en la señalización de las estaciones, aparece la P4 y dos nuevos puntos de accesos de los alimentadores en Diamante y San Mateo. La pretroncal P2 sólo llega hasta Quebradaseca. La Troncal T2 no se utiliza por falta de pasajeros. Vuelve a aparecer la P1. Este es el mapa que aparece en las estaciones, ya como que se mamaron de cambiarlos y de tirarse la plata. Aunque si los borraron de los “totems”, esos enormes e inservibles elementos verticales que se le ocurrió a algún adorador de falos. Y la vaina sigue cambiando pues como se ha dicho el método de planificación que utilizan es el tradicional de prueba y error. Ya no existe la P4 otra que utilizaba el retorno de Provenza, esa burrada (cuya sola mención causa vergüenza entre el gremio de ingenieros), la que dañó el diseño geométrico de la vía y que no ha servido para nada distinto de agrietar las calzadas.

A mediados mayo del 2010 anuncian la resurrección de la T2 y dos nueva las P5 y la P6. Habrá que esperar más cambios, la colección está buenísima.

Y en octubre del año pasado muestran un mapa de la fase II (Sin Girón) con un resto de rutas nuevas y las existentes, de las cuales algunas incluso hoy en día no están funcionado. La vaina es entretenida.

Y agradezcan que por consideración no se muestran las alimentadoras. Aunque en la Meseta, como se aprecia en todos los mapas, no hay comunicación en sentido transversal, y lo del norte habrá que esperar. ¿Cuanto? Pues una simple regla de tres compuesta nos da una idea. Algo así como si la estación de Provenza, de tales dimensiones lleva un retraso de un año, y la de Floridablanca de X veces el tamaño de la de Provenza apunta demorase tantos años, ¿En que año estará funcionado el Portal del Norte, si solamente en estudios previos a la licitación llevan dos años de retraso y su tamaño o complejidade es la mitad la de Floridablanca?

Pero lo interesante es que los señores de “¿Cómo vamos Bucaramanga?”, quienes probablemente nunca han montado en unos de los buses del sistema, se extrañan de la baja utilización de Metrolínea: Solamente el 7%.

Anuncios

2 comentarios sobre “Un sistema dinámico

Los comentarios están cerrados.